lunes, 15 de septiembre de 2014

Terrina de pisto con crema de pimientos asados a la vainilla

¡Recetón! (y no es porque lo haya hecho yo). Un jolgorio de verduras que están en su mejor momento y de sabores, gracias a las hierbas aromáticas. ¡Y además ligeríisima!

Es la típica receta para dejar hecha si vuelves del trabajo a las tantas y no te apetece encender fuego o para solucionar cenas, porque se puede hacer el día antes y consumir al siguiente sin problemas.

Yo no le he puesto sofrito de tomate porque aporta demasiado líquido, con lo que dificulta el cuajado de los huevos, pero si no quieres renunciar a ello, 3 cucharadas soperas serán más que suficientes.
En cuanto a ingredientes, en la variación está el gusto. Yo tenía a mano calabacines, pero con berenjenas o zanahorias en lugar de pimientos si no gustan, patatas...Igual de rico.

Que nadie se me extrañe por lo de la vainilla. Es porque suelo meter, una vez usadas, las vainas de vainilla de los postres en el tarro del azúcar, para aprovecharla y así tener siempre en casa azúcar aromatizado. Al añadirlo a la crema, le da un toque sutil exquisito (combina muy bien con tomates y pimientos en pequeñas cantidades). Pero si no tenéis, azúcar normal o azúcar moreno, que también le aporta un aroma a miel muy rico.

De verdad que salió para comerse una bandeja





Ingredientes 4p:

  • 1 cebolleta grandecita o 2 pequeñas o 1 cebolla pequeña
  • 350 g de pimientos, rojos y verdes.
  • 200 gr de tomates
  • 3 huevos.
  • 2 calabacines medianos
  • Unas ramitas de tomillo fresco
  • Unas hojas de albahaca
  • Queso rallado (yo no lo pongo, pero realzará sabor)
  • Aceite de oliva, sal y pimienta.
Coulis de pimientos asados:
  • 1 bote o 1 bandeja de pimientos rojos ya asados (también valen morrones o piquillos).
  • 1 cucharada sopera de azúcar avainillado o normal (2 si se usa todo el bote).
  • 2 cucharadas de nata vegetal (opcional).

Elaboración:

  1. Escaldar los tomates 30s en agua hirviendo, ponerlos inmediatamente en un bol lleno de agua con hielo para cortar cocción, pelarlos y quitar semillas (también los podéis pelar con cuchillo afilado). Cortar en dados pequeños.
  2. Lavar y cortar el resto de las verduras en daditos. 
  3. En una sartén amplia, sofreir a fuego medio-bajo en un poco de aceite la cebolleta. Cuando empiece a ablandarse un poco (6-7 mts), añadir los pimientos. Sofreir conjuntamente. Pasados unos 8 mts, agregar los calabacines, dejar que suelten agua y añadir el tomate, sal, pimienta y el tomillo. Tapar y dejar cocer a fuego lento unos 30 mts. Si se va quedando seco, añadir un poco de agua.
  4. Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo. Engrasar un molde de cake de 1L con un poco de margarina vegetal o aceite (y si quieres un desmoldado perfecto, fórralo con papel vegetal).
  5. Batir los huevos e incorporar el pisto sin la ramita de tomillo. Añadir las hojas de albahaca picada. Verter en el molde, cubrir con papel de horno o de aluminio que no roce y hornear 45 mts o hasta que esté cuajado (se sabe al pinchar en el centro con una brocheta o un cuchillo limpio).
  6. Sacar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío, guardar en nevera, sin sacar del molde (eso hará que mantenga la forma), al menos 3 h antes de tomarlo. Servir fresquito acompañado de la crema de pimientos.
Coulis de pimientos:
  1. Escurrir el bote de pimientos del líquido de conservación, enjuagarlos y volverlos a escurrir (esto es para quitarles el sabor ácido de los conservantes). Trocearlos si vienen enteros.
  2. Poner un poco de aceite en una sartén, añadir los pimientos con el azúcar, y rehogar a fuego suave hasta que se derrita el azúcar y los pimientos queden caramelizados. Triturar con la batidora, añadiendo un par de cucharadas de nata vegetal si queda seco el puré o gusta esa textura. Yo no lo he necesitado, me ha quedado con el espesor justo.
  3. Poner en salsera, enfriar y servir acompañando la terrina.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly