jueves, 13 de marzo de 2014

Bizcocho de reinetas con almendras y pasas

Una auténtica delicia. Es que no puedo decir otra cosa.
Me gustan todos los tipos de manzanas (será la genética de Eva ;), pero lo de las Reinetas, amigos, es otro mundo. Ese aroma a sidra, esa acidez justa, esa textura cuando las asas. Sobran los comentarios, sobre todo cuando las encuentras asturianas en el mercado y no las importadas canadienses. Me rebela comer manzanas de otros países cuando en España tenemos variedades de gran categoría.

Me las traje sin dudar, claro, pensando en hacer la riquísima tarta de manzana, que es mi favorita. Pero luego pensé que estaba un poco vista por todos los blogs, así que me decidí por este espectacular bizcocho (sí, ya sé, soy monotemática en dulces, pero es lo que gusta en casa. Algún día me levantaré contra la tiranía del migao).

Está adaptado de receta inglesa y es el típico bizcocho de merienda pero ennoblecido en sabor y tan jugoso que nos ha durado fresco varios días. La receta original lo hace con avellanas. Yo no tenía, así que las he cambiado por almendras, que también quedan geniales. Y en lugar de los dátiles que pedía, como no nos gustan, le he puesto pasas de Corinto.
El acabado me ha quedado menos lucido, porque tampoco lo he bañado con mermelada de albaricoque, que ya sabemos que le da un brillo especial a cualquier dulce, pero soy alérgica y no me agrada su sabor, así que lo pincelé con miel derretida, menos vistoso, pero al final combina mejor con la manzana y no camufla su sabor.
¿No os da coraje cuando coméis tartas de manzanas de confiterías o croissants que sepan a albaricoque y no a lo que tienen que saber? Si alguien sabe de otras alternativas para lustrar los dulces sus ideas serán bien recibidas.

Antes de partirlo. El tostado de las almendritas untadas con la miel, una fiesta


El corte, con la fruta y las pasas en su sitio


MMMMHHH  la jugosidad de la fruta se deshacía en la boca, y el crunch crunch de la corteza de manzana y almendras. Impresionante!

Acostadito, para que se aprecien los tropezones


Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 175 gr de margarina vegetal fundida previamente y fría.
  • 350 gr de harina sin gluten Mix C Shär
  • 4 cucharaditas de levadura
  • 2 cucharadas de canela molida
  • 175 gr de azúcar moreno de caña integral (no hay color con la ínfima calidad del de Azucarera).
  • 3 manzanas reinetas medianas
  • 100 gr de pasas de Corinto 
  • 100 gr de almendras picadas, no molidas.
  • 2 cucharadas de mermelada de albaricoque (yo, miel).

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo (a 160º si va con aire o menos tiempo).
  2. Untar con un poco de margarina un molde redondo de 20 cm  (sale bastante alto el bizcocho. Yo creo que uno de 22 o 23 cm también le iría bien) y forrar la base con papel de horno.
  3. Batir los huevos con la margarina fría. Mezclar la harina tamizada con la levadura, el azúcar y la canela en un cuenco. 
  4. Pelar y cortar 2 de las manzanas en dados pequeños. Añadirlas a la harina junto con las pasas y la mitad de las almendras. Mezclar para que queden los ingredientes bien enharinados y así no se vayan al fondo.
  5. Echar la mezcla de harina en el huevo y mezclar lo justo para que se integre, removiendo con cuidado.
  6. Verter la masa en el molde.
  7. Descorazonar la 3ª manzana y sin pelar, cortar en rodajas finas. Disponerlas solapadas en círculo sobre la masa y espolvorear con la almendra picada restante. 
  8. Hornear entre 50 mts- 1 hora (lo que me tardó a mi). 
  9. Sacar del horno, enfriar sobre una rejilla. Antes de que se enfríe del todo, calentar la mermelada de albaricoque (o miel con 1 cucharada de agua) y pincelar la superficie. Dejar enfriar del todo. 
Fuente: 101 Bizcochos y pasteles. BBC Good Food

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly