lunes, 24 de marzo de 2014

Albóndigas de bacalao a la vizcaína (sin gluten)

Continúo con mi cruzada sobre "Cómo comer bacalao en Cuaresma que no sea con tomate".
Hoy os propongo una manera divertida y riquísima de darle otro uso a las tiras de bacalao salado: en albóndigas. He tomado la idea de una receta de Eva Arguiñano, pero en lugar de hacerla con lomos de bacalao fresco, he usado el salado, por seguir a tono con las fechas. La salsa vizcaína que las baña es de las de migar una telera de pan.

No son nada complicadas, salvo el darles forma, como todas las albóndigas de pescado, ya que se pegan más a las manos que las de carne. Para evitarlo, yo dejo la masa reposar una media hora en la nevera, así, se endurece un poco y es más fácil de trabajar. Y me humedezco las manos con agua, para que se adhiera menos.

Un poco más de entretenimiento en la cocina, pero viendo el resultado, merece la pena "cum laude". Lástima que se acaben tan pronto.



Ingredientes (2p):

  • 300 gr de bacalao salado en tiras.
  • 2 ñoras
  • 1 cebolla grande
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de pan rallado sin gluten
  • 1 vaso y medio de caldo de pescado.
  • harina sin gluten para rebozar.
  • aceite de oliva, perejil y sal.

Elaboración:

  1. Desalar el bacalao durante 24 h en el frigorífico, cambiándole el agua varias veces.
  2. Dejar las ñoras en remojo la noche anterior para que se ablanden o cocerlas durante media hora.
  3. Poner el bacalao en un cazo con agua fría y calentar. En el momento que empiecen a salir las primeras burbujas de calor en el agua, apagar el fuego, retirar y dejar reposar unos minutos el bacalo dentro. Luego escurrir (este paso no es imprescindible, pero hace que el bacalao no quede tan tieso dentro de la albóndiga).
  4. Picar la cebolla a plumas y dorar en un poco de aceite. Salar.
  5. Raspar la carne de las ñoras con un cuchillito y añadir a la cebolla una vez pochada con 1 cucharada de maicena. Rehogarlo bien y agregar el caldo. Dejar cocer a fuego medio unos 10 mts.
  6. Mientras hacer las albóndigas: desmenuzar el bacalao y ponerlo en un bol. Añadir el diente de ajo muy picado, el huevo, unas ramitas de perejil fresco picado y el pan rallado. Mezclarlo todo y meter en la nevera media hora.
  7. Coger porciones de masa y bolear las albóndigas (va a costar un poco). Pasar por la harina y dorarlas ligeramente en un poco de aceite caliente (no mucha cantidad, con un dedo es suficiente). 
  8. Agregarlas a la cazuela de la salsa y dejar cocer unos 10 mts a fuego suave, para que se hagan y se impregnen bien de la salsa.
  9. Servir calentitas acompañadas de un arroz blanco o patatas panaderas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly