jueves, 20 de marzo de 2014

Alcauciles con calamares al pimentón

¡Bienvenida Primavera!
Temporada de los riquísimos espárragos, las fresas y los alcauciles, así que hay que aprovecharlos.
¡Pero si alcachofas hay todo el año! diréis. Sí, pero el alcaucil es un poco distinto: era la variedad silvestre de la alcachofa, aunque hace mucho que se cultiva, más pequeño, más tierno (por lo que se desperdician menos hojas) y se da principalmente en el S.O andaluz, donde es protagonista de los guisos de Cuaresma junto a las habas y guisantes frescos.
No me chiflan los alcauciles, pero he de decir que cuando los veo en el mercado tan apretados como una piña y oliendo a campo, no me resisto. Da gusto cuando empiezas a pelarlos y te rechinan las hojas al tirar de lo verdes que están.

He de confesaros que me resistía a poner esta receta porque la foto no le hace justicia, se ven pardos en lugar de verdes, y poco apetitosos. Eso siempre pasa cuando lo haces en guiso, por más que los frotes con limón o los eches después. Pero es tan sencilla y está tan buena que espero que mis palabras aporten la belleza que le falta al plato.
Por cierto, me encanta la palabra alcaucil ¿sabíais de dónde procede? Del árabe, claro, por el prefijo Al-. Pues sí y no: la alqabsilia árabe viene del mozárabe capicela y ésta del latín bético capitia. Ambas significan "cabecita" haciendo alusión a su forma. Disculpad digresión, pero me pierden las etimologías culinarias :))



Ingredientes:

  • 6 alcauciles
  • 1/2 kg calamares medianos ( 3 o 4)
  • 2 cebollas
  • 1/4 kg de champiñones.
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • perejil fresco picado
  • aceite de oliva y un poco de agua

Elaboración:

  1. Limpiar los calamares de tripas y piel. Cortarlos en aros, aprovechando también las patitas, claro.
  2. Picar las cebollas y pocharla en un poco de aceite. Cuando están ya doraditas y blandas, añadir los calamares y saltear un poco.
  3. Limpiar los champiñones y trocearlos.
  4. Pelar los alcauciles, quitándoles las hojas exteriores más duras y el rabito. Cortar en cuartos.
  5. Dorar en una sartén los champis y los alcauciles, cuidando que éstos no se quemen. Agregarlos a la cazuela de los calamares. Añadir el vino blanco y dejar evaporar unos minutos.
  6. Finalmente, añadir el pimentón, un pellizco de sal y un poco de agua, pero sin que cubra. Cocer tapados a fuego suave unos 20-30 mts (dependiendo del tamaño de los calamares y los alcauciles).
  7. Antes de servirlos, espolvorear con perejil picado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly