Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Carpaccio de calabacines y bacalao al pesto con melocotones

Imagen
Este verano he descubierto los carpaccios. En casa, quiero decir, porque en los restaurantes los pido siempre si los hay. Me pirran esas texturas crujientes y los sabores de los alimentos en crudo.
Pero me daba cosa hacerlo en casa, por los anisakis y otros bichos, y porque no me fiaba mucho del filo de mis cuchillos para sacar los cortes como es debido (tremendamente perfeccionista que es una).

Pero después de haberme atrevido con un ceviche ¿Quién dijo miedo?
Así que me lanzo con mi pescado favorito, el bacalao, uno de los más agradecidos para el carpaccio, por su textura.
Y aún no me creo que me saliera tan bien simplemente congelando la pieza. Es fundamental, y un cuchillo bien afilado, no hace falta que sea una katana japonesa.
Digo esto para que os animéis a hacerlo, porque es muy fácil y quedan platos espectaculares. Y si lo he hecho yo, que no le llego al talón a los mijitas de MasterChef, cualquiera puede.


En este caso lo he acompañado de calabacín verde también en carpaccio,…

Buckle de ciruelas y melocotones

Imagen
¡Qué ganas tenía de días nublados y con tormentas!
Aunque sigue haciendo calorcita, una tarde de lluvia siempre significa una cosa: horno y bizcocho.
Con las primeras gotas saltó un resorte en mi interior y me puse como una loca a sacar moldes, harinas, batidora ¡Casi les doy un beso!
Y además contaba con estupenda fruta de temporada, de las que no se pierden en el horneado, como son los melocotones y las ciruelas.
¿Hay mejor manera de darle la bienvenida al Otoño que con un libro y un tibio bizcocho?


¿Qué hago? Busco en arsenal de recetas y Martha Stewart se lleva el gato al agua. No es la primera vez. En su libro de Cakes, aparte de contener bizcochos de todos los colores y fotos preciosas, las recetas son tan precisas y están tan bien explicadas que no fallan (yo lo compré en Amazon en una oferta de libros en inglés y me salió muy bien de precio)


Esta es la tercera que hago, adaptándola a sin gluten y sin lácteos y me ha salido tal cual. En el libro se hace con nectarinas, pero com…

Brochetas de pollo al limón con verduras

Imagen
Rápida. Fácil. Sana. Rica. Versátil. Abierta a montones de combinaciones. Barata.
Hasta el más tiquis-miquis come y calla.
Compañía: Arroz, Pasta, Cous-Cous, Ensaladas, Cremas de verduras...
¡Más no se puede pedir!


Ingredientes (4 p):1/2 kg de pechuga de pollo entera, cortada en dados.el zumo de 1 limón2 cucharadas soperas de aceite.Tomillo fresco picado o seco, 1 hoja de laurel, romero (cantidades, al gusto)1 diente de ajo, sal y pimienta1/2 pimiento rojo1 pimiento verde1 cebolleta fresca o 1/2 cebolla. Elaboración: Lavar el pollo, secar y cortar en dados. Poner en un bol o tupper.Majar en un almirez el ajo, las hierbas, sal y pimienta. Agregar el zumo de limón y el aceite. Regar el pollo con este jugo, remover los trozos para que se impregnen bien y tapar. Dejar macerar en la nevera entre 1 y 3 horas máximo.Lavar y cortar las verduras en trozos del mismo tamaño, no muy grandes. Hacer las brochetas ensartando pollo escurrido del jugo y verduras, alternándolos. Reservar el jugo.Pincela…

Terrina de pisto con crema de pimientos asados a la vainilla

Imagen
¡Recetón! (y no es porque lo haya hecho yo). Un jolgorio de verduras que están en su mejor momento y de sabores, gracias a las hierbas aromáticas. ¡Y además ligeríisima!

Es la típica receta para dejar hecha si vuelves del trabajo a las tantas y no te apetece encender fuego o para solucionar cenas, porque se puede hacer el día antes y consumir al siguiente sin problemas.

Yo no le he puesto sofrito de tomate porque aporta demasiado líquido, con lo que dificulta el cuajado de los huevos, pero si no quieres renunciar a ello, 3 cucharadas soperas serán más que suficientes.
En cuanto a ingredientes, en la variación está el gusto. Yo tenía a mano calabacines, pero con berenjenas o zanahorias en lugar de pimientos si no gustan, patatas...Igual de rico.

Que nadie se me extrañe por lo de la vainilla. Es porque suelo meter, una vez usadas, las vainas de vainilla de los postres en el tarro del azúcar, para aprovecharla y así tener siempre en casa azúcar aromatizado. Al añadirlo a la crema, le da …

Ensalada tibia de pasta con calabacines al mojo de ajo

Imagen
¡Temporada de calabacines! Ahora es cuando están más tiernos y jugosos, así que hay que aprovecharlos.
A mi me encantan de cualquier manera, desde la consabida pero no por ello menos rica crema de calabacines hasta rellenos, a la plancha, en ensalada... Son la guarnición ideal, ligera y versátil.
Hoy los he hecho siguiendo una receta mejicana que vi en una revista. Ellos los toman solos o como guarnición y en caliente. Yo los he dejado entibiar para que se asentasen los sabores y los he acompañado con pasta, así he conseguido una comida rápida, fácil y nada pesada.
Quedan sabrosísimos, nada fuertes a pesar del ajo y lima y casi etéreos.


Ingredientes 4p:
500 gr de calabacines pequeños 6 dientes de ajo1 Lima o 1 limón 1 cucharadita de orégano seco2 ramitas de perejil fresco picadas300 gr de pasta sin glutenAceite y sal
Elaboración:
Cocer la pasta en agua con sal 8 mts. Retirar y escurrir. Lavar los calabacines, secarlos, pelar dejando rayas (o no pelar si son muy tiernos o pelar si no os gu…

Papas aliñás

Imagen
Papas aliñás (sí, sí, papas, su nombre original y nada de catetez. Id a América, a ver cómo las llaman).
 No hay plato más casero, tradicional, popular y económico en el verano andaluz que este, junto al gazpacho y el picadillo. Ha dado de comer durante generaciones a familias de escasos recursos en su versión más humilde, las papas cocidas con cebolla, aceite, vinagre y sal; pero están tan buenas que se fueron enriqueciendo con ingredientes hasta hacerlas de gran nivel si le añadimos una buena caballa en aceite o una ventresca de bonito.
Variaciones, como el gazpacho. Cada casa las hace a su manera, pero lo fundamental es que las patatas sean buenas (las nuevas las mejores), medianitas y cocerlas en su punto. Aquí reside el quid de la cuestión, porque te puedes pasar y dejarlas recocidas o papilla grumosa incomestible (que me ha pasado. Cualquier escribano echa un borrón).
Yo las hago en versión "de ricos" jeje, porque el picadillo de tomate y pimientos les viene genial y e…

Ceviche suave de dorada

Imagen
Sigo con las delicias que nos hemos regalado en la playa, aprovechando el pescado súper fresco.
Tenía muchas ganas de hacer ceviche pero no me atrevía en Sevilla porque, aunque el pescado suele llegar bastante fresco y las doradas son en su mayoría de piscifactoría, que no generan riesgos, tenía mis dudas.
Así que en La Antilla me he lanzado porque mis pescaderas son de confianza y estamos al borde del mar (que también te pueden meter la bacalá, pero es más difícil).
En este caso, no he congelado previamente la dorada, que es lo que se debe hacer para prevenir el anisakis, porque era de estero y estaba fresquísima, pero si no estáis seguros de la procedencia del pescado ni del tiempo que lleva fuera, congeladlo 24 h. Eso mata al gusanillo y puedes realizar cualquier receta que lleve pescado crudo o semicocido.
Es un ceviche un poco "sui generis" porque no lleva ají, ni picante ni suave ni de colores. Ya sé que para un peruano esto no es ceviche, pero a ver quién encuentra aj…

Huevos de choco a la plancha

Imagen
Que Huelva es un paraíso gastronómico es sabido por todos, desde el jamón serrano hasta las gambas blancas, "tó está güeno". A lo mejor lo que no sabéis es que el otro producto estrella es el humilde pero riquíiisimo choco (sepia para los de Despeñaperros para arriba) de tal forma que los mismos onubenses se autodenominan "choqueros", en lugar del latinajo.

Hoy os quiero enseñar una delicatessen del choco, para que veáis que de este bicho como el cerdo, "hasta los andares".
Primero una aclaración: los huevos de choco NO son los testículos de la criaturita, como dice la leyenda urbana de los que no han visto un choco nada más que en tiras congeladas. Son unas glándulas pareadas que sólo tienen las hembras y que protegen los óvulos. Por ello son suaves, de textura muy delicada (hay que tener cuidado en sus cocciones porque se pueden fastidiar fácilmente) y de sabor tan exquisito y buscado que no son baratos, aunque tampoco precio langostino tigre. Pero si l…

Printfriendly