viernes, 9 de mayo de 2014

Tortillitas de camarones



No debería de escribir introducción porque este manjar de dioses no la necesita. Pero para aquellos que tienen la desgracia de no haberlas catado nunca, se las presento: aquí lectores del blog del Loro, aquí, la quintaesencia del pescaíto frito, la envidia de los encajes de los huevos fritos.
Y no hay más que hablar, se pongan como se pongan mis paisanos sevillanos, lo mejor del frito es invento gaditano, de San Fernando concretamente, junto con las ortiguillas de Chipiona.

Es algo facilísimo de hacer, aunque conseguir una masa fina y no empapucharlas de aceite es todo un arte. Quizás presente mayor problema encontrar los ingredientes fuera de Andalucía. ¡Ojo! Que aquí los camarones no son quisquillas, sino individuos minúsculos de la República Independiente de Cádiz que antiguamente se paseaban en canastos de pescadores que los voceaban junto a las bocas. Y se toman en cartuchitos de papel. Mmmmhh!!!


En Cádiz se hacen con camarones frescos, pero incluso en Sevilla es complicado hallarlos, además de un precio abusivo. Yo utilizo los que venden ya cocidos, y siguen dando muy buen resultado.
La otra condición "sine qua non" es la harina de garbanzos. Y aquí no hay cambalache. Las puedes hacer de harina normal pero no conseguirás el crujiente que las hace únicas. Bueno, como todo el pescaíto frito. El secreto está en mezclar la harina con la de garbanzo.
Si no la encontráis en el súper, en el Corte Inglés o en las herborísterías la tienen seguro.

¿Y sin gluten también se pueden hacer? Y tanto que sí. Cuando me diagnosticaron la intolerancia al gluten a poco muero de la pena de pensar que no iba a volver a comer estas delicatessen. Pero salen bueníiisimas.
¿A ver quién dice que estas son sin gluten? Con esos volantes de filigranas y esos camarones que se salen;))




Ingredientes para unas 12 tortillitas hermosas:

  • unos 100 gr de camarones frescos o cocidos.
  • 100 gr de harina todo uso de Schär y 50 gr de harina de garbanzo.
  • 1 vaso y medio de agua
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1 cebolleta 
  • un manojo de perejil fresco y una puntita del cuchillo de azafrán (opcional, pero les da un colorcito lindísimo. Colorante alimentario, cúrcuma y otras herejías no, por favor. Para eso no les pongas nada).

Elaboración (el gran misterio!!):

  1. Mezclar ambas harinas y poner en un bol grande junto a la cebolleta y el perejil (cantidad al gusto) muuy picaditos. Mezclar.
  2. Añadir la sal, la puntita de azafrán, los camarones y el agua. Mezclar bien. Ha de quedar una masa líquida, tal que así. Dejar reposar unos 10 mts.



  1. En una sartén GRANDE (para que quepan unas cuantas, además la masa se expande mucho) poner un dedo  de aceite y calentar a fuego fuerte. Tiene que estar bien caliente pero sin humear. Echar una cucharada o cucharón de la masa (depende del tamaño que os gusten. Cuidado. ¿He dicho ya que se expanden "como alas de mariposa" como decía Neruda).
  2. Freir por ambos lados, 1 minuto no más que se ponen negras enseguida. Por un lado :


Por el otro:


Dejar escurrir el aceite sobre papel


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly