jueves, 2 de enero de 2014

Crema de calabaza a la naranja

¡Feliz Año Nuevo a todos! Espero que el 2014 venga lleno de amor, trabajo (taaan necesario) y salud y que se hagan realidad vuestras ilusiones. Las culinarias y lectoras, intentaremos cubrirlas desde aquí, que alguna de las recetas que presento puede que te alegre el día (me encantaría).

Y como no hay nada como predicar con el ejemplo hoy os traigo una rica crema de calabaza a mi estilo. Es ligera y suave, para mimar ese maltrecho estómago de las comilonas de Nochebuena y Fin de Año, pero plena de sabor y con tal colorido que se convierte en una excelente opción para quedar muy bien con invitados.
De todas las cremas de verduras es la que más me gusta, tanto, que me la hago todas las semanas. Además es una bomba de vitaminas y betacarotenos: los que  ya aporta de por sí la calabaza se multiplican con el toque de naranja. Piel de Popea y vista de lince en un cuenco ;).

Voilà l'Exquise!



Ingredientes (4-6 p):

  • 1/2 calabaza. Yo uso la vinatera, porque me gusta más como queda la textura, a pesar de que es ligeramente más dulce. Pero queda igual de bien la normal que compramos para los potajes. También en algunos súper podéis encontrarla ya pelada y envasada al vacío, con lo que os ahorráis el engorro de quitar la dura corteza. 
  • 1 puerro grande o 2 pequeñitos.
  • agua (también se le puede echar caldo de verduras clarito, pero no me hace mucha gracia porque difumina el sabor de la calabaza).
  • la cáscara sin lo blanco de media naranja (aunque si es pequeña, se la echo entera, porque me encanta el sabor que deja)
  • aceite, sal y comino molido.

Elaboración:

  1. Pelar la calabaza (echarle paciencia y fuerza, porque la corteza de calabaza vinatera es dura como la ley), desechar las pepitas y trocear en cuadrados pequeños.
  2. Limpiar y trocear el puerro. Rehogarlo en una cacerola mediana con un poco de aceite, hasta que quede bien pochado.
  3. Añadir los trozos de calabaza, la cáscara de naranja, sal y una pizca generosa de comino molido (al gusto de cada uno). 
  4. Agregar el agua caliente, sin que llegue a cubrir del todo, porque las verduras ya sueltan agua y quedaría muy líquida al triturarse. Dejar cocer hasta que la verdura esté tierna, unos 15-18 mts, dependiendo de la madurez de la calabaza. Dejar enfriar un poco.
  5. Retirar la corteza de naranja y pasar por la batidora. Si veis que queda muy espesa, añadir agua. Si queréis que quede más fina, pasar por el tamiz. 
  6. Volver a dar un hervor en la olla para cortar la fermentación y servirla caliente con un chorreón de aceite de oliva virgen extra.

Notas:

  • La calabaza ya tiene cuerpo suficiente para espesar la crema. No es necesario añadir patatas que le restarían sabor y la dejarían más basta.
  • Los cocineros y revistas de cocina tienen la nefasta costumbre de "refinar" las cremas de verdura con nata, herencia de la cuisine française. Olvidaos de ella, sólo añadís calorías innecesarias y regusto a yogur. Echad mano de nuestro maravilloso aceite de oliva, suavidad de terciopelo, grasas buenas y sabor 5 estrellas.
  • Todas las cremas de verduras, sobre todo si se hacen con antelación, deben volver a calentarse, porque empiezan a fermentar desde el momento en que se enfrían, dejando un regusto amargo nada agradable que desluce el trabajo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly