domingo, 23 de junio de 2013

Pastel de zanahorias y judías verdes con jamón

Ya os comenté que nos encantan los pasteles de verduras, y ahora ya casi con el verano encima, aun más. Es una buena manera de seguir comiendo todo tipo de vegetales, pero fresquitos. 
De nuevo, receta de aprovechamiento. Ese paquete de judías verdes del congelador que no tiene fondo, que aburre con los típicos salteados o revueltos, lo combinamos con el naranja de las zanahorias y tenemos un plato que alegra la vista y el paladar. Y si además lo vestimos de "gala" con unas lonchas de jamón serrano, no quedan ni las migas.
Fácil, fácil, y muy sabroso.





INGREDIENTES (4 personas)

  • 1/5 kg de zanahorias
  • 1/4 kg de judías verdes congeladas (si las tienes frescas, mejor)
  • 4 huevos
  • 120 gr de jamón serrano en lonchas finas
  • sal, pimienta
  • Un poquito de margarina vegetal para engrasar el molde.
  • Si no se es intolerante a lácteos, añadir 30 gr de queso rallado al puré de zanahorias y ganará en sabor.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 160º, calor arriba y abajo.
  2. Cocer las judías verdes en agua hirviendo con un poco de sal unos 12 mts.
  3. Cocer las zanahorias cortadas en rodajas (para que se hagan antes) en agua con sal 20 mts (en otra olla).
  4. Escurrir bien ambas y dejar enfriar un poco.
  5. Triturar con la batidora las zanahorias, los huevos, sal y pimienta, hasta hacer un puré espeso.
  6. Untar un molde de 1l con la margarina derretida y forrarlo con papel de horno.
  7. Poner las lonchas de jamón solapadas entre sí, de manera que cubran el fondo y ambos laterales del molde y sobresalgan un poco para cubrir luego el pastel.
  8. Verter parte del puré y disponer encima las judías verdes a lo largo. Repetir la operación hasta terminar con una última capa de puré.
  9. Cubrir el puré con el trozo de la loncha de jamón que sobresale.
  10. Meter al horno unos 55 mts. Probar si está hecho pinchando con palito de brocheta o un cuchillo pequeño. Si sale limpio, está cocido.
  11. Dejar enfriar. Se puede tomar tibio o frío. Yo recomiendo enfriarlo unas horas en la nevera y sacar un rato antes de servir, así cuando cortemos las rodajas, estarán más apretadas y no se desmoronarán (se puede dejar perfectamente de un día para otro)
  12. Acompañar con una ensalada si se quiere. Yo lo he acompañado simplemente con un aceite de romero, para darle un poco de brillo al jamón y realzar el aroma de las verduras.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly