lunes, 17 de junio de 2013

Conservar Albahaca

Me ha regalado el frutero un ramo, porque no es manojito, de albahaca estupendo. Olvidé sacarle foto. Imperdonable, pero me puse con el trajín de deshojarla y cuando me di cuenta, no quedaban más que tallos.
Ya no hay remedio. Pero sí para conservala durante mucho tiempo y poder disponer de ella incluso en invierno. ¿Cómo consiguen los italianos tener pesto casero todo el año? Conservando las hojas en aceite. 
Es tan sencillo, que seguro que no pararéis de hacer aliños con albahaca  y dejáis calva la maceta, como yo.
Y además, el aceite queda con un aroma y sabor inigualables, ideal para ensaladas o verduras a la plancha.

Elaboración 

Separar las hojas de los tallos, desechando las que estén feas, arrugadas o con motitas negras, porque luego amargarían.
Lavarlas rápidamente, porque pierden aroma con el agua, y dejar escurrir sobre papel de cocina. Secarlas bien, con cuidado que no se rompan, con otro papel.



Introducirlas en un bote de cristal, previamente esterilizado, en capas, bien prensadas, para eliminar el aire.


Cubrir con aceite de oliva virgen extra de calidad. Merece la pena, porque luego ese aceite enriquecerá otros platos. Cerrar bien. Guardar en un sitio fresco y oscuro durante al menos un mes.

También se puede conservar congelándola en cubiteras con agua, pero me gusta más en aceite.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly