miércoles, 26 de junio de 2013

Escalivada de otra manera

Los dos mejores inventos culinarios para el verano vienen de Andalucía y el Levante. Ese néctar de dioses que es el gazpacho y las verduras a la plancha, o escalivadas, mimadas sobre carbón o en hornos de leña. Sólo añadir una cerveza bien fría para regarlas y refrescante sandía para endulzar el postre. Y para de contar. Todo lo demás son complicaciones y ganas de sudar en cocina.

Como me gusta darle un toque diferente a los platos, por no aburrir con lo mismo de siempre, se me ha ocurrido otra forma de hacer y presentar una escalivada pero sin herejías ( espero no ofender a ningún purista levantino). 
En lugar de asar todas las verduras, sólo lo hice con los pimientos; caramelicé las cebollas en sartén y pasé las berenjenas por la plancha. El resultado fue éste.




Rico es poco, riquísimo,y para tripitir.



El fallo, con el calor se me pochó la albahaca fresca y no pude hacer el aceite de albahaca para rociarla. Pero os doy la idea. Que es de los de quedar muy bien otra vez y nivel novatillo. 
Ah, ni que decir tiene: verduras súper frescas y sin mácula. ¡Aprovechad el verano, que es temporada de pimientos y berenjenas!

Ingredientes (4 p)

  • 2 berenjenas medianas (evitar las grandes porque tienen más semillas)
  • 2 pimientos de asar, verdes o rojos, al gusto.
  • 1 cebolla hermosa o 2 medianitas.
  • 1 cu.sopera de azúcar moreno.
  • un manojo de albahaca fresca
  • aceite, sal.

 

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.
  2. Cubrir la fuente del horno con papel de hornear, disponer los pimientos enteros y rociarlos con un chorrito de aceite de oliva. Asar unos 30mts (depende de cada horno y del tamaño de los pimientos).
  3. Una vez asados, meterlos en una bolsa de plástico junto al jugo que hayan soltado, cerrar, y dejar enfriar (para luego quitarles más fácilmente la piel).
  4. Mientras, quitar los rabitos a las berenjenas y cortar en lonchas finas a lo largo. Ponerlas en un colador y salar, para que suelten los jugos amargos, durante 20 mts.
  5. Cortar la cebolla a plumas y pochar lentamente en una sartén con aceite. A media cocción, echar el azúcar moreno y dejar q caramelice la cebolla. Tiene que estar muy blandita y con un tono de caramelo tostado.
  6. Pelar los pimientos una vez fríos y cortarlos menudos.
  7. Enjuagar las berenjenas de la sal y secar muy bien con papel de cocina. Hacerlas por tandas a la plancha con una gotita de aceite. Tienen que quedar semiblandas para poder enrollarlas luego. Estad atentos que se queman muy rápido.
  8. Montar el plato: colocar en el fondo un poco de la cebolla caramelizada. Poner una cucharada de pimientos en el centro de la loncha de berenjena y enrollarla. Disponerlas sobre la camita de cebolla y aliñar con el aceite de albahaca y sal en escamas.
  9. Se sirve tibio, pero si sobra (cosa que dudo) están igual de ricas frías.
  10. Para el aceite de albahaca, pinchar aquí.
Espero que la disfrutéis tanto como yo. Parece complicado, pero no lo es, sólo entretenidas.

 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly