lunes, 18 de mayo de 2015

Calamares rellenos de espinacas con pasas y piñones

Aunque ya había subido varias recetas de y con calamares (¡qué raro, calamares yo!) no había puesto ninguna de los susodichos habituales rellenos.
Y es que, a pesar de estar muy ricos, nos resistimos un poco a meternos en el fregado porque la que se monta en la cocina (la mía es un chisquete donde si pillas medio kilo ya no puedes abrir la puerta de la nevera) es de Atila jugando al coger.

No son nada difíciles, pero se ensucian tantos cacharros que nos da un poco de pereza. Yo los veo como receta ancestral, de esas en las que el tiempo se medía con relojes de antaño, que no marcaban horas sino momentos.
De hecho, cada vez se ven menos por los blogs de cocina y en las listas de tapas de los bares, donde formaban parte de la parroquia rellenos de carne picada o de huevo duro, lo más baratito.
A mi ese relleno me hace menos gracia porque está más seco y entacado (será porque lo inflan a pan rallado). Me gustan más con arroz o con verduras, como los que os traigo hoy, en los que el ligero dulzor de las pasas combina fantásticamente con el salobre del calamar.



El resultado bien merece la pena el rato que se pasa en la cocina, aunque da coraje tanto tiempo empleado para algo tan efímero, porque devoramos bien devorados.
Acompañados con un arroz blanco, comida de auténticos señores.

Ingredientes (4p):

  • 8 calamares medianos para rellenar.
  • 1/4 kg de espinacas congeladas.
  • 2 cucharadas de pasas sin hueso.
  • 2 cucharadas de piñones.
  • 2 vasos de caldo de pescado.
  • 1 cebolla.
  • 1 rebanada de pan sin gluten y sin corteza.
  • 1 huevo batido.
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce de la Vera.
  • aceite de oliva, sal.

Elaboración:

  1. Limpiar los calamares de piel y tripas. Picar las aletas y los tentáculos y reservar. Darle la vuelta (como un calcetín) al cuerpo del calamar (esto es para que no se revienten durante la cocción y se desparrame el relleno).
  2. Cocer las espinacas en agua hirviendo con sal durante 5 mts. Escurrir muy bien, picar y rehogar en un poco de aceite. Salpimentar y espolvorear con el pimentón. Añadir al final las aletas y tentáculos, las pasas y los piñones. Remover y apartar.
  3. Remojar la miga de pan el un vaso de caldo, escurrir y mezclar con el huevo batido y las espinacas, removiendo bien para hacer una pasta consistente.
  4. Rellenar los calamares con esta farsa, no hasta el borde porque cuesta cerrarlos y se pueden abrir. Dejar como 1 cm sin relleno. Cerrar los calamares con un palillo.
  5. Cortar la cebolla a plumas (tiras) y rehogar en una olla con un poco de aceite. Agregar los calamares y el caldo. Cocer a fuego bajo unos 15 mts. El fuego bajo es imprescindible si no queremos que los calamares se nos revienten. 
  6. Servir bien calentitos espolvoreando el plato con un poquito más de pimentón si se quiere.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly