viernes, 4 de octubre de 2013

Quiche de bacalao con espinacas

¡Al fin ha pasado Septiembre! Mes demencial donde los haya: vuelta de vacaciones, intentos que cuestan un mundo para adaptarse a la rutina, retomar cosas que quedaron pendientes antes del verano, prisas, velocidad de invierno con bochorno estival, marca de la casa sevillana. ¡Insufrible! Es el mes al que más rabia tengo.
No apetece nada meterse en la cocina a hacer filigranas. Ni siquiera editar recetas archivadas. Menos mal que  Octubre nos ha traído un respirito (al menos algún nublado que nos alivie de tanto solano) y me ha motivado a retomar mis deberes con el blog, muy olvidado. Eso, y los tirones de oreja de mis fieles seguidores, en especial de mi amigo Luis ;).

Así que estreno el Otoño con receta de horno, como debe ser, adaptada del estupendo blog de Lola en la cocina con una combinación de ingredientes, bacalao y espinacas, que me encanta y siempre tengo a mano en el congelador. Hoy, presentados de otra manera, una vistosa y riquíiisima tarta salada o quiche ¡Fijáos qué presencia!




Parece complicada, pero es muy sencilla. Y los que no tengan problemas con el gluten pueden comprar la masa quebrada hecha y se ahorran ese paso, aunque es un auténtico placer pringarse de mantequilla y harina y hacer una bola como  las de plastilina cuando éramos chicos. Y en 5 minutos!
Ah, y los que pueden tomar lácteos, que no se corten y le añadan queso rallado al relleno, como en la receta original aquí

 

No me digáis que no está diciendo ¡Cómeme!




Ingredientes:


Relleno:
2 lomos de bacalao congelado desalado
2 bloques de espinacas congeladas (400 gr)
2 huevos
un puñado de pasas y otro de piñones
150 ml de nata de arroz
aceite de oliva, sal y pimienta.

Masa quebrada (base de receta de Glutoniana):
150 gr de harina todo uso Shär
100 gr de margarina vegetal ablandada (demasiado para mi gusto. La próxima vez pondré menos y nada de ablandada, muy fría, porque apenas se hicieron migas).
35 gr aprox.de agua fría
1 huevo batido y una pizca de sal.
(mi molde de tartas es de 20 cm de diámetro y me sobró un poco de masa con estas cantidades)

Elaboración:


MASA:
  1. Poner la harina con la sal en un bol. Añadir la margarina en taquitos e ir uniendo con las yemas de los dedos, rápidamente y sin amasar, hasta conseguir el aspecto de migas de pan.
  2. Añadir el huevo batido e ir incorporando el agua poco a poco (la que admita) hasta ligar la masa, sin trabajar demasiado. Hacer una bola, envolver con film trasparente y dejar reposar 1 hora en la nevera.
  3. Precalentar el horno a 180º-190º
  4. Engrasar generosamente con una nuez de margarina un molde de tartas.
  5. Estirar la masa con el rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada y forrar el molde con ella (cuidado en este paso porque es muy fácil que se rompa. No pasa nada, a menos que sea la falla del Cañón del Colorado. Yo suelo enrollarla en el rodillo y rápidamente dejarla caer sobre el molde. Si se rompe por algún sitio, lo tapo con el sobrante de masa).
  6. Pinchar varias veces la masa con un tenedor, cubrirla con papel aluminio y poner encima un puñado de legumbres (para que no se hinche con el calor del horno). Cocer 15 mts, sacar del horno, quitarle el papel y los pesitos, y volver a meter 10 mts más para que se dore.
RELLENO
  1. Mientras tanto, cocer el bacalao descongelado en un poco de agua 5 mts. Retirar y escurrir.
  2. Cocer las espinacas en agua salada, escurrir muy bien y rehogar con un poco de aceite. Añadir el bacalao desmenuzado, las pasas y piñones, sal y pimienta, y hacer 5 mts más.
  3. Batir los huevos con la nata, salpimentar, y mezclar con las espinacas.
  4. Verter el relleno en el molde y hornear unos 20 mts, hasta que esté cuajada.
  5. Servir tibia o fría (está de muerte de cualquier manera).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly