miércoles, 30 de octubre de 2013

Pannacotta sin lactosa a la vainilla con gelatina de café

Me encantan estos postres. Son fáciles, rápidos, ricos, puedes combinar  multitud de sabores y lo mejor, con poquísimo esfuerzo quedan unas presentaciones de lujo.

Dos ingredientes básicos: leche o nata, vegetal en mi caso, y un gelificante, que puede ser la cola de pescado de toda la vida o el agar agar, que es el que uso habitualmente y del que os hablé ya en otra entrada. El resto, dejad volar vuestra imaginación.
Este fin de semana me apetecía un pequeño homenaje tras una sabrosa comida, algo más que el consabido café, así que pensé en una pannacotta que lo incluyera como ingrediente...con algún toque "festivo".



Me he basado en la receta de Lola en la cocina, que ella hace con nata y haba tonka. Yo la he adaptado sin lactosa y he eliminado la tonka porque no la tenía y desconozco si lleva gluten o no. También he rebajado el contenido de azúcar porque, me repito, lo sé, las leches vegetales ya son muy dulzonas. Por supuesto, si no tenéis problemas con la lactosa, podéis hacerlo con nata con la mismas cantidades. No varían.
El resultado, espectacular. Un postre fino, delicado, aromático, para repetir en cualquier ocasión, no hace falta una excusa, sólo querernos un poquito.



Ingredientes (4 copas):

Pannacotta:

  • 600 ml de leche o nata de arroz (yo las mezclé, porque la leche sola queda muy pálida y menos consistente)
  • 100 gr de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 sobre de agar agar vahiné o 2 hojas de gelatina.
Gelatina de café:
  • 1 cucharada sopera de agar agar o 1 hoja de gelatina
  • 125 ml de café expreso recién hecho
  • 1 cucharada s. de whisky
  • 1 cucharada s. de azúcar.

Elaboración:

  1. Si se usan hojas de gelatina, dejarlas en remojo con agua 5 mts.
  2. Abrir la vaina de vainilla por la mitad a lo largo y extraer las semillas con la punta del cuchillo.
  3. Reservar un par de cucharadas de nata y poner a calentar en un cazo el resto de la nata con el azúcar y las semillas de la vaina de vainilla.
  4. Diluir el agar agar en el par de cucharadas de nata fría y echarlo en la mezcla del cazo. Llevar a ebullición (sin que hierva), removiendo, y cocer 2 minutos una vez que llegue a la ebullición. Apagar fuego y dejar enfriar un poco en el cazo.
  5. Verter con cuidado en las copas una vez tibio (es para evitar romper cristal con el calor, pero no dejarla enfriar mucho en cazo porque cuaja muy rápido).
  6. Enfriar en la nevera al menos 6 h. Mejor un día para otro.
  7. Para la gelatina de café: diluir el agar agar en el café caliente con el azúcar. Seguir el mismo proceso que con la nata y echar el whisky una vez retirada del fuego.
  8. Dejarla entibiar un buen rato y verter delicadamente sobre la pannacotta, con cuidado, para que no se derrita ni se mezcle con la nata. Enfriar en el frigo unas 3 horas. Servirla adornada con bolitas de chocolate o granillos de café.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly