jueves, 12 de febrero de 2015

Menestra de verduras con quinoa al aceite de tomillo

Sí, yo también he caído rendida ante la quinoa.
Y no por moda sino primero, por necesidad, ya que no contiene gluten, y segundo, porque su sabor, digestibilidad y propiedades me tienen fascinadas. Vamos, hasta el extremo de que casi ya no hago arroz. Lo he sustituido por ella.
La uso en harina para panes que salen deliciosos y son muy nutritivos, y en grano. Aún no la he encontrado en copos, pero ya la probaré también así.

Como las recetas con quinoa que había subido al blog eran de pan o de mero acompañamiento, hoy os quiero mostrar una facilísima en la que es protagonista junto a las verduras. Es increíble cómo una taza alimenta y cunde tanto. Tiene tanta proteína  (es una semilla no un cereal) que no es necesario agregarle ni pollo ni pescado para tener un plato completo.



Ingredientes (4 p): 

  • 3/4  taza de desayuno (yo no la lleno, porque cunde muchísimo)
  • 1 bolsa 1 kg de menestra congelada
  • agua de cocer las verduras o caldo.
  • aceite, tomillo fresco o seco, sal y pimienta.

Elaboración:

  1. Cocer las verduras en agua con sal hasta que estén tiernas. Escurrir pero no tirar el agua de cocción.
  2. Enjuagar bajo el grifo o en un bol con agua la quinoa, hasta que el agua salga limpia (yo tengo Quinoa Real y no ha hecho falta, salía el agua clara). Escurrir en un colador de malla fina y tostar un par de minutos en una sartén sin grasas, removiendo para que no se queme. Saldrá el olor característico de la quinoa.
  3. Poner en una olla con el agua de cocer las verduras. En los paquetes dicen que el doble de la cantidad usada, 2 tazas serían en este caso, pero yo le pongo 1 y 1/2 porque no quiero que me salga muy caldosa sino que absorba todo el líquido como el arroz. Llevar a ebullición, bajar luego el fuego y cocer entre 15-20 mts tapada a fuego suave (tiene que abrirse el grano). 
  4. Cuando falten unos 6 mts para finalizar la cocción añadir a la olla las verduras y remover.
  5. Servirlas calientes aliñadas con el aceite de tomillo (yo pongo una ramita de tomillo en un botecito de aceite y lo dejo 1 día, es suficiente). O también puedes echarle el tomillo a la olla cuando se añadan las verduras y rociar el aceite sólo al final. Al gusto. También quedan muy ricas con pimentón. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly