miércoles, 12 de febrero de 2014

Magdalenas de naranja y almendras

Naranjas, naranjas, naranjas. A todas horas las comería. Se las pongo a todo.
¿Que a buenas horas vengo con las naranjas? Exacto, en buena hora "ceñí naranja" como Mío Cid.
¿Que las naranjas llevan en el mercado más meses que el medio limón en tu nevera? Sí, pero incomestibles.
Las "guachis", cuando están buenas, es a partir de Enero. Dulces, jugosas, con ese zumo que te resbala por la mano cuando las abres y ese puntito de acidez...(no puedo hablar porque tengo la boca llena). Antes están ácidas, sequeronas, cogidas más verdes que el campo del Betis.

Si a este placer le añadimos temporada de lluvias, días desapacibles, ganas de quedarse en casa, de palizas lectoras y cafeteras humeantes, la conclusión lógica es encendido de horno y bandejas de magdalenas de naranja en marcha. He tomado la receta del estupendo y casero blog de Las recetas de mamá
¿Por qué pongo tantas magdalenas en el blog? Porque en casa gustan los postres de mojar, migar y empapar. Además, no hace falta leerse el peñazo de Proust para saber que la mejor amiga del café lector es una magdalena.
Dicho esto, os pongo recetita de las que me acompañan hoy en mi divertido y ameno viaje al Perú de "El héroe discreto" de Vargas Llosa, tan recomendable como estos suspiritos almendrados.

Loro, ¿y no dices hoy cómo están? Mirad las fotos, a ver si os inspiran.

Más cerquita, para que pegues un pellizco ;)

Ingredientes:

  • 3 huevos (la receta original ponía 4, pero los míos eran L, así que quité uno. Aún así, salieron más magdalenas).
  • 250 gr. de azúcar.
  • 350 gr. harina sin gluten Mix Dolci de Schär.
  • 250 gr. aceite de oliva suave (el matrimonio perfecto para los cítricos. Si no os gusta, de girasol, pero pierde bastante el sabor).
  • 125 ml de leche de arroz.
  • 1 sobre de levadura.
  • el zumo y la ralladura de 1 naranja hermosa.
  • 3 cucharadas soperas de mermelada de naranja sevillana.
  • 150 gr de almendras picadas.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  2. Batir las yemas con el azúcar hasta que queden esponjosas. Añadir el zumo de naranja, la ralladura y la leche. Mezclar. Agregar el aceite y batir un poquito hasta que esté incorporado.
  3. Incorporar la harina tamizada con la levadura, mezclando sin batir. No importa que quede algún grumito. Desaparece en la cocción.
  4. Batir las claras a punto de nieve y cuando estén bien fuertes, añadir la mermelada y seguir batiendo un poco más, de forma que quede totalmente integrada.
  5. Incorporar las claras montadas a la masa de harina con movimientos envolventes, de abajo a arriba, con cuidado para que no se bajen.
  6. Rellenar los moldecitos, espolvorear con azúcar y las almendras. Cocer en el horno unos 30 mts. (salen bastantes, unas 30, así que hay que hacer en varias tandas).
  7. Sacarlas y dejar enfriar sobre una rejilla.

Notas:

  • Como salen bastantes, no dudéis en congelarlas. Una vez frías, meterlas en bolsas de plásticos y congelar. Cuando queráis tomarlas, basta con sacarlas el día antes y dejar a temperatura ambiente. Quedan no como recién hechas, pero casi. No se resienten nada del paso por el congelador.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly