domingo, 13 de agosto de 2017

Magdalenas capuccino

¿Y por qué no?
Un caprichito siempre alegra la mente y el cuerpo mientras no se abuse, aunque de estas riquísimas magdalenas se puede uno comer la hornada entera, porque al tener más huevo que las recetas habituales quedan más ligeras y esponjosas, algo siempre difícil de conseguir cuando se trabaja con harinas sin gluten. Están perfectas e igual de suaves tras varios días y por supuesto se pueden congelar. Cuando las quieras comer, las sacas la noche antes, las dejas a temperatura ambiente y están como el primer día. 

Con estos ingredientes me han salido 15 magdalenas en moldes grandes.
A ver quién dice que esta miga es sin gluten. ¡Si está achuchable!




Ingredientes:

  • 3 cucharaditas de café instantáneo.
  • 2 cucharaditas de agua hirviendo.
  • 175 gr de aceite (yo siempre de oliva suave. Pero perfecto la misma cantidad de girasol o mantequilla si no sois intolerantes a lactosa).
  • 175 gr de azúcar moreno (yo he puesto 140 gr, porque me gustan poco dulces y que se note el sabor del café).
  • 2 cucharadas soperas de cacao puro 100%  Valor en polvo que no tiene gluten.
  • 175g de harina sin gluten. He puesto mitad de harina de arroz y mitad de maiz. Si las hacéis con harina de trigo, la misma cantidad.
  • 1/2 sobre de levadura sin gluten
  • 3 huevos medianos.


Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo, bandeja en el medio.
  2. Disolver el café en el agua hirviendo (también vale una tacita de café fuerte recién hecho). Dejar enfriar un poco.
  3. Mezclar las harinas con la levadura y el cacao y tamizar en un bol.
  4. Batir con varillas eléctricas en otro bol los huevos  con el azúcar hasta que estén cremosos (yo los pongo a velocidad máxima unos 8 minutos, para que me queden esponjosos). Bajar velocidad y añadir el aceite en hilo, como en una mayonesa, sin dejar de batir, y el café.
  5.  Agregar la harina y mezclar con espátula o cuchara de madera, hasta que quede bien incorporada.
  6. Llenar con la mezcla los moldes de madalenas hasta 1/3 de su capacidad, que luego suben en el horno y puede desbordarse la masa. Colocar los moldes en una bandeja múltiple de muffins, para que mantengan la forma y no se abran durante la cocción. Si no tenéis, poner los moldecitos muy juntos en la rejilla del horno para que se sostengan unos a otros.
  7. Hornear a 180º durante 15-20 mts, depende de cada horno, o hasta que hayan subido y empiecen a estar firmes al tacto.
  8. Dejar enfriar en la bandeja 5 mts y luego pasarlos a una rejilla para que se enfríen por completo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly