martes, 25 de octubre de 2016

Macarrones de quinoa con berenjenas asadas

¡Qué difícil es encontrar una pasta buena sin gluten! Que no quede gomosa o dura; que no sea sólo de arroz, que parece que estás comiéndote un puchero a la puttanesca; que tenga al menos un par de formatos y no sea spaguetti o espagueti...
Hasta ahora la más rica y con mejor textura de las que había comido era la de maíz de Gallo, pero tampoco me sienta muy bien sólo maíz, así que cuando vi en Mercadona esta italiana con quinoa, además de maíz y arroz,  me la llevé pitando para probarla.
Y he de decir que me ha sorprendido tanto el sabor como, sobre todo, la textura. ¡Qué rica! ¡Y lo que aguanta cocida sin ponerse chiclosa!

La he estrenado con una receta muy mediterránea, de verduras asadas (que es como a mi me gusta la pasta. Las salsas a base de carne o nata me matan de pesadas) acompañadas con un toque sabrosón de aliño de aceitunas y alcaparras. Yo he puesto berenjenas y cebollitas pero podéis poner calabacines, champiñones o tomates. Cualquiera va muy bien con el aliño.
Luego no digáis que la pasta engorda. Receta riquísima y saníisima.



Ingredientes (4p):

  • 300 gr de macarrones de quinoa sin gluten.
  • 1 berenjena grande.
  • 1 cebolla morada grande o 2 pequeñas.
  • 40 gr de aceitunas verdes sin hueso.
  • 30 gr de alcaparras.
  • aceite de oliva, orégano (fresco o seco), sal y pimienta.

Elaboración:

  1. Lavar la berenjena y cortar los extremos. Cortar en rodajas gruesas y salarlas para que suelten jugos amargos. Dejarla en colador unos 10 mts. 
  2. Pelar la cebolla y cortarla en gajos medianos.
  3. Escurrir las berenjenas.
  4. Poner aceite en una plancha o sartén amplia y asar las berenjenas y la cebolla. Pincelar con un poquito de aceite si se quedan secas. También se pueden asar en el horno, rociándolas con un poco de aceite, 15 minutos a 200º.
  5. Mientras, cocer la pasta según el tiempo que indica el paquete. Escurrir.
  6. Una vez blanditas las verduras, cortar la berenjena en cuadrados y separar los gajos de la cebolla en capas. Ponerlas en un cuenco reservado al calor.
  7. Picar las aceitunas y las alcaparras y añadirlas a las verduras. Espolvorear con un poco de orégano y salpimentar (cuidado que aceitunas ya son bastante saladas).
  8. Añadir la pasta al bol de verduras, remover y servir caliente. 

miércoles, 19 de octubre de 2016

Bizcocho de limón y vino dulce sin levadura

Pues no se me había pasado nunca por las mientes publicar esta receta, porque las fotos datan de mis primeros pinitos en esto de retratar viandas, ni siquiera me había planteado lo del blog y sólo las hacía para mostrar a familiares mis progresos en el mundo de la repostería sin gluten.
Pero el otro día estaba trasteando con fotos antiguas por Instagram, vi las de este bizcocho, las iluminé un poco y las publiqué así, sin red.
Cuál no fue mi sorpresa cuando vi los "Me gusta" de la gente, sus comentarios positivos y sobre todo, varias peticiones de receta, atraídos por apariencia casera 100% y por la etiqueta #sinlevadura, ya que cada vez hay más niños y adultos que desarrollan alergia a este producto químico.
Y como si hay que facilitar la vida a la gente, al Loro le faltan alas para ser la primera, aquí va receta. He de decir que está sacada del estupendo blog Bocados dulces y salados, aunque yo la he adaptado sin gluten y le he hecho algún que otro cambio más.
Por favor, no seáis muy duros con fotos hechas con nocturnidad y sin nada de alevosía. Lo importante es el resultado: riquísimo, súper esponjoso y de migar. Lo único que le falta es abuelita al lado haciendo pañito de crochet para ser bizcocho de infancia.



Ingredientes:

  • 6 huevos tamaño L, yemas y claras separadas.
  • 175 gr de azúcar glas (también vale del normal, el glas es para que se mezcle antes) +un poco más para espolvorear.
  • Ralladura de 2 limones.
  • 100 ml de zumo de limón.
  • 100 gr de harina sin gluten Mix Dolci de Shäer + 50 gr de polenta o harina de maiz amarilla (si lo hacéis con gluten, 150 gr de harina de trigo para repostería).
  • 100 ml de vino dulce (yo le puse Pedro Ximénez, que es vino de pasas y va genial con los postres, pero cualquiera blanco dulce vale. Si sois más de afterhours, brandy o ron ;)).
  • 180 ml de aceite de oliva suave (y yo aquí no haría concesiones, porque el de girasol no le da ese sabor que combina tan bien con los cítricos, ni tampoco tiene la misma untuosidad).
  • 1 pellizco de sal para montar claras.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180º, engrasar y forrar un molde de 23 cm de diámetro.
  2. Batir las yemas con el azúcar glas con la batidora eléctrica (a mano os pueden dar los óleos batiendo) unos 10 minutos. Tienen que doblar su volumen y coger mucho aire, porque eso va a hacer que el bizcocho suba y quede esponjoso.
  3. Agregar los líquidos: aceite, vino y zumo de limón en hilo, sin dejar de batir, ahora ya muy suave. Echar también la ralladura de limón.
  4. Montar las claras a punto de nieve con un pellizco de sal.
  5. Tamizar las harinas y agregarlas suave pero rápidamente a la mezcla, mezclándolas con cuchara de madera. 
  6. Por último añadir las claras montadas, en 3 veces para que no se bajen, incorporándolas con movimientos suaves, de arriba a abajo. Echar la masa en el molde y cocer unos 40-45 minutos (depende de potencia de horno. Si al meter un palillo no sale limpio, dejadlo más tiempo). 
  7. Sacarlo y dejar enfriar en el molde. Se bajará un poco pero no os preocupéis que es normal y seguirá esponjoso. Desmoldar una vez frío y espolvorear con azúcar glas (la receta original lo cubre con un paño húmedo nada más sacarlo del horno para enfriarlo antes. Yo no lo hice porque quería un poco de costra. A vuestra elección lo dejo).

jueves, 13 de octubre de 2016

Lomos de merluza al horno con salsa de aceitunas y alcaparras

¡Qué bueno, qué bueno, qué buenooo! Como decía la canción.
Receta facilona, pero dándole una vuelta a la clásica merluza con patatas al horno. Simplemente, se le añade una picadita de aceitunas y alcaparras y el sabor se dispara a mil. Yo no le pongo anchoas saladas a la picada porque no gustan en casa, pero también se las podéis añadir si os van los sabores decididos.

Fijáos qué pintaza. ¡Y saludable no digamos!


Ingredientes:

  • 1 merluza bien fresca de tamaño mediano. Decir en la pescadería que os saquen los lomos y cortarlos en tacos del tamaño que os guste. También podéis usar los congelados (aunque no saben igual, claro).
  • 1 cebolla grande.
  • 3 patatas.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • un bote de aceitunas (yo tenía de las rellenas de pimiento. Las que más os gusten).
  • alcaparras (de las pequeñas, no alcaparrones)
  • aceite de oliva, sal, pimienta y perejil picado.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180 º, calor arriba y abajo.
  2. Pelar y picar la cebolla en gajos finos. Pelar y cortar las patatas en rodajas no muy gruesas.
  3. En una fuente de horno poner un poco de aceite y extenderlo bien (que cubra la superficie). Extender encima la cebolla y las rodajas de patata. Salpimentar. Cubrir con papel aluminio y cocer en horno 20 minutos. Quitar el papel y cocer 10 minutos más. Si preferís, en lugar de hacerlas en horno, podéis freír las patatas y cebolla en una sartén con abundante aceite hasta que queden tiernas. Escurrirlas muy bien en este caso.
  4. Mientras, lavar y secar los lomos de merluza, salar (no me gusta la pimienta en pescado, pero a vuestro gusto). Sacar la fuente de patatas (mirar si están tiernas, si no, ponerlas un poco más en horno), poner encima el pescado y rociar con el vino.  Asarlo unos 8 minutos (depende del grosor y de la cantidad. Yo puse 4 tacos medianitos. Si son más gruesos o más cantidad, un poco más de tiempo, pero sin pasarse que la merluza es muy delicada y se hace pronto).
  5. Hacer la salsa de aceitunas: Picar a cuchillo 3 cucharadas de alcaparras, 3 de aceitunas y unas ramas de perejil fresco (también los podéis majar con el mortero si os gusta en plan tapenade. Batidora no aconsejo porque se queda hecho una pasta de color parduzco y de sabor muy fuerte a vinagre de encurtido). Ponerlas en un bol, aliñar con aceite y pelín de vinagre (sal no hace falta, las aceitunas ya llevan).
  6. Sacar el pescado del horno y servir inmediatamente con las patatas en el fondo del plato y el aliño de aceitunas por encima.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Lomos de bacalao confitado con ensalada de algas

Repasando las recetas de pescado creo que ya le voy a tener que dar la razón a mi amiga Rosa: me tengo que hacer mirar lo del bacalao. No es normal la cantidad de veces que sale en el blog.
Pero hay un par de razones bien sencillas: nos gusta y las recetas quedan muy resultonas. Eso no significa que no comamos otros tipos de pescado, de hecho comemos de casi todas las especies menos pescados azules que debemos moderarlos, pero me detengo menos en las elaboraciones o no salen tan fotogénicos como para sacarlos en el blog, o no hay lugar para fotos recién sacados del horno porque se nos enfrían y hay hambre.

Dicho esto, ¡Qué rica está esta receta con algas!
Vaya por delante que en casa nos fascinan, ese sabor salobre, ese olor a mar en los platos. Yo animo al personal a que deje a un lado el posible rechazo por la asociación con algas de las playas, porque no tienen nada que ver: son lechugas marinas, limpias, saludables, con montones de propiedades nutricionales y para los/las que tengan anemia, que le echen una cucharada de algas secas a las comidas y se ahorran los asquerosos bebedizos de hierro (lo digo por experiencia).
En este caso he usado espaguetti de mar porque le va muy bien a la receta, tanto por textura como por sabor. Probad con otros tipos si queréis: Hijiki, Dulse, Salicornias o Wakame irían muy bien también (el Kombu mejor para guisos).
Las podéis comprar secas, como en mi caso. Sólo hay que rehidratarlas; o frescas en lata. A vuestra elección.
El pepino y la cebolla que acompañan a la ensalada de algas es antojo del momento porque me apetecía un toque fresco, pero le podéis poner las verduras que queráis (con taquitos de aguacate también está muy rico).


Ingredientes (4 p):

  • 4 lomos hermosos de bacalao desalado o fresco.
  • 10 gr de alga espagueti de mar.
  • 1 pepino.
  • 1/2 cebolla roja. 
  • 1 limón, sésamo tostado, sal (cuidado que las algas ya son bastante saladas), aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

  1. Hidratar las algas durante 20 mts y escurrir.
  2. Mezclar el aceite, zumo de limón, sésamo. Verterlo sobre las algas  en un recipiente y dejar que maceren 30 mts o 1 hora mejor.
  3. En una cazuela alta poner aceite suficiente para que cubra el bacalao. Agregarle 2 cucharadas soperas de agua y llevar a ebullición. Retirar del fuego y dejar enfriar, unos 10 mts. Meter los lomos y dejar a temperatura ambiente 30 mt aprox. (no se lleva al fuego. Se hará con el calor residual del aceite). Estará hecho cuando se separe en láminas fácilmente.
  4. Pelar y cortar el pepino en rodajas finitas y la cebolla en lascas. Mezclar con la ensalada de algas.
  5. En un plato poner la ensalada de algas en la base,y encima el lomo de bacalao. Regar con un hilillo de aceite del aliño de las algas. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly