viernes, 6 de marzo de 2015

Spaghetti sin gluten en salsa de piquillos

Hoy plato de restos, de esos que salen más ricos que la receta madre.
Que una es fanática del "Aquí no se tira nada" ya os habéis dado cuenta. Pero que llego al extremo de las salsas que sobran de cualquier guiso, quizás no me creíais tan exagerada. Pues sí.
Si un pollo guisado me ha salido más caldoso de la cuenta, pasta con la salsa y los posibles tropezones. Que ha sobrado de la caldereta de pescado caldo que no empaparon los barquitos de pan y 1 almeja que se despistó de su grupo de turistas: arroz de verduras a banda.

Hice un bacalao con salsa de piquillos que salió buenísimo (pero la criaturita poco fotogénica para el blog) del que sobró una buena cantidad de salsa.
 ¿Se tira? ¡Sacrilegio! ¡Si ahí estaba la gracia de la receta! ¿Arroz? Muy visto. ¿Para unos lomos de merluza congelados? ¿Otra vez pescado? Mmmm.... Pasta. A ver qué pasa.



Y salió esta maravilla con el sabor y el aroma del bacalati (los espaguetis de la foto son de trigo porque hacemos de los dos modelos en casa).

Os pongo receta de la salsa, que la podéis usar con cualquier pescado o para carnes porque combina muy bien con ambos especímenes.
Si tenéis el antojo de hacerla sola para acompañar pasta o arroz, ya veréis qué sorpresa, porque el flameado del alcohol le deja un regusto buenísimo.

Ingredientes (4p):

  • 400 gr de espaguetis (yo de maiz, sin gluten)
  • 1 cebolla grande o 2 medianas
  • 1 vasito de coñac (u otro licor de alta graduación. No vale el líquido de frenos)
  • 250 ml de nata para cocinar (yo nata de arroz)
  • 1 lata o 1 bote pequeño de pimientos del piquillo.
  • aceite, sal y pimienta.

Elaboración:

  1. Picar la cebolla menuda y pocharla en una sartén con un poco de aceite. Cuando ya esté blandita, subir el fuego, añadir el vaso de coñac y flamear (cuidado con las campanas extractoras. Hay que apagarlas antes de darle al mechero). Dejar que se consuma el alcohol y apagar el fuego. Retirar.
  2. Añadir a la sartén la nata y los pimientos del piquillo bien escurridos y troceados. Mezclar bien con la cebolla y verter todo en el vaso de la batidora. Salpimentar y batir (si te gustan las salsas muy finas, pásala por el chino. Yo no lo he hecho porque me gustan con un poco de cuerpo).
  3. Cocer los espaguetis en abundante agua hirviendo con sal el tiempo indicado en el paquete. Escurrir.
  4. Poner la salsa de nuevo en la sartén y darle un golpe de calor. 
  5. Servir los espaguetis napados con la salsa caliente.
Nota para curiosones: si queréis hacerla con el bacalao no tenéis más que elaborar la salsa tal cual. Marcar los lomos de bacalao (desalados, o frescos o congelados) en una sartén con un poco de aceite, un par de minutos por cada lado y añadirlos a la salsa que estará al calor, donde terminarán de hacerse, unos 6 mts dependiendo del grosor de los lomos. ¡De rechupete!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly