sábado, 6 de diciembre de 2014

Cake clásico de limón con almíbar (sin gluten ni lácteos)

Clásico y fácil donde los haya.
De esos días en los que te apetece algo dulce para desayunar o merendar, pero ligero en el estómago y rapidito de hacer, sin ensuciar mucho. Y además das salida a esos limones que se nos empiezan a quedar duros en la nevera o andan buscando su otra mitad.

Los ingleses los llaman "bread" por la forma alargada de barra de pan, los americanos "loaf" por lo mismo, y nosotros, acostumbrados a los moldes redondos de toda la vida para los bizcochos, a los alargados les pusimos "cake" porque ese era el molde del internacional "plum cake".

Hay que tener en cuenta que estos bizcochos no suben tanto ni son tan esponjosos como nuestro clásicos redondos, generalmente porque llevan menos huevos. La textura es más compacta, pero al bañarlos con el almíbar, quedan más jugosos.
También es muy importante el tamaño del molde: si es un poco más grande quedará más achatado, pero igual de rico. Yo lo he hecho en uno de 1 l de capacidad, reduciendo un poco las cantidades, pero os pongo la receta original, sacada del precioso libro de la pastelería Hummingbird.

Recién sacado del horno con el baño de sirope de limón


Este no duró ni un día para hacerle una foto en condiciones ;)

Ingredientes (molde de 23 cm de largo y 12´5 ancho):

  • 350 gr de azúcar blanquilla (yo le puse sólo 300, porque me parecen demasiado empalagosos)
  • 3 huevos
  • 350 harina Mix Dolci de Schär
  • 11/2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de sal gorda.
  • la piel rallada de 2 limones
  • 250 ml de leche entera (yo leche de arroz, y siempre un poquito más porque las harinas sin gluten necesitan más líquido que las otras. También puedes sustituir 100 gr de harina por almendra molida, que le proporciona humedad suficiente para que el bizcocho no se deshaga).
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 200 gr de mantequilla derretida y fría (yo, margarina vegetal)
Almíbar de limón:

  • el zumo y la piel de 1 limón
  • 50 gr azúcar blanquilla

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 170º.
  2. Tamizar la harina con la levadura y la sal en un cuenco.
  3. Echar el extracto de vainilla a la leche.
  4. Batir con las varillas eléctricas en un bol el azúcar y la margarina hasta que quede cremosa. Añadir los huevos y la ralladura. Continuar batiendo hasta que estén incorporados.
  5. Agregar la harina en dos tandas, batiendo a velocidad baja (o mezclando con la espátula) alternando con la leche, hasta que todo quede bien amalgamado (si usas harina de trigo, no batir mucho o el bizcocho quedará como una piedra).
  6. Echar en el molde enmantequillado (yo le pongo además papel de horno, para facilitar el desmoldado y que no se me quede bizcocho pegado al molde) y hornear 1 hora 15 mts (yo lo tuve 50 mts porque el molde era más pequeño), hasta que al meter la brocheta salga limpia.
  7. Almíbar de limón: Mientras se hornea el bizcocho, poner la piel y el zumo de limón, el azúcar y 100ml de agua en un cazo. Llevar a ebullición y dejar hervir hasta que el líquido se haya reducido a la mitad.
  8. Sacar el bizcocho del horno y poner sobre una rejilla para que se enfríe, pero sin sacarlo del molde. Verter inmediatamente el almíbar (si se hacen algunos agujeritos con la brocheta, penetra mejor). Esperar a que se enfríe y desmoldar sobre una fuente.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly