lunes, 1 de febrero de 2016

Lomo de cerdo a la cerveza con mandarinas caramelizadas

De esas veces que te sientes muy orgullosa de un plato, porque sale perfectamente equilibrado: si la cantidad de sabores y matices es un jolgorio, la presentación no le va a la zaga. Entra por los ojos hasta al más inapetente. ¡Naranja vitaminado para el frío invierno!

Y ahí donde lo veis, bastante ligero, porque la salsa no lleva ni natas ni harinas ni exceso de aceite. No lo necesita. La cantidad de verduras la espesa sola.
Sí es verdad que el azúcar puede suponer un problema para diabéticos o los que están a dieta postfiestas, pero con añadir las mandarinas sin caramelizar se solventa el problema y está igual de rico.

(((No hablo de la Armada Invencible de bollo que se ha migado en la salsa. ¡Cómo entiendo a Felipe II! No se puede luchar contra los elementos)))

La idea la saqué de una receta de plato de caza, pero como en casa no gusta, la he adaptado en tiempos y especias (llevaba más) para lomo de cerdo, al que le van divinamente estos sabores agridulces. De todas formas, si la hacéis con conejo, ternera o pollo también quedará estupenda. Sólo tendréis que ajustar los tiempos de cocción.



Ingredientes (4p):

  • 600 gr de lomo de cerdo troceado (o cualquier carne buena para guiso).
  • 1 cebolla.
  • 1 puerro.
  • 1 zanahoria.
  • 1 tomate.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/2 copa de brandy.
  • 200 ml de cerveza (yo sin gluten).
  • 4 mandarinas hermosas o 5 si son chiquitas.
  • 1 hojas de laurel, pizca de nuez moscada, 1/2 cucharadita de canela molida.
  • Aceite de oliva, pimienta y sal.
Para caramelizar mandarinas:
  • 40 gr de azúcar.
  • 40 ml de zumo de mandarinas (vale del envasado y también de naranja).

Elaboración:

  1. Salpimentar el lomo troceado y sellarlo en una cazuela a fuego vivo con un poco de aceite. Cuando esté doradito, regar con el brandy y dejar evaporar el alcohol y que reduzca un poco el líquido. Reservar.
  2. En otra sartén con un poco de aceite, rehogar la cebolla, ajos, puerro y zanahoria bien picaditos. Cuando se hayan reblandecido un poco agregar el tomate rallado, la piel troceada de 1 mandarina (reservar los gajos), el laurel, la nuez moscada y la canela. Dejar un par de minutos que coja sabor y regar con la cerveza.
  3. Añadir el sofrito a la cazuela de la carne y dejar a cocer a fuego suave, hasta que la carne esté tierna, unos 40-45 mts.
  4. Retirar los trocitos de carne (si lo veis latoso, pasar la verdura antes de echarla sobre la carne) y triturar la verdura, incluida la piel de mandarina (cuidado con el laurel que se olvida! jeje). Pasarla por el tamiz para que quede bien fina. Añadir de nuevo la carne y dejar cocer a fuego suave unos minutos más.
  5. Mientras, hacer un caramelo claro (más almíbar) con el azúcar y el zumo. Retirar del fuego.
  6. Pelar las mandarinas y separarlas en gajos (si tienen pellejo muy basto, quitarlo. Las mías eran finitas, así que las dejé tal cual). Pasar los gajos por el almíbar, que queden bien impregnados, y agregarlos a la cazuela junto con el almíbar, reservando alguno para decoración. Dejar cocer un par de minutos para que la salsa coja sabor, rectificar de sal si es necesario (es guiso agridulce, así que yo no le pondría mucha sal) y servir bien calentito. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly