martes, 2 de junio de 2015

Ensalada tibia de rape con alcachofas a las hierbas

Seguimos con platos de poco esfuerzo para la inapetencia gástrica y cocinera que se cierne sobre el solar patrio cuando llegan las calores.
Yo la llamo ensalada porque va con un aliño y tibia porque se sirve recién hecha.
Esta receta bien vale como un segundo de almuerzo tras refrescante gazpacho o como cena ligera, aprovechando los últimos coletazos de las sanas alcachofitas de primavera, los alcauciles en mi tierra, más pequeños y tiernos que las de invierno.

¡Y con la gran ventaja de que se puede tomar fría también! Se guarda en nevera y al día siguiente está estupenda. En este caso, en lugar de saltear las zanahorias, mejor cocerlas para que no se queden duras.

A mi me gusta darle un toquecito de frutos secos  por encima: nueces, almendras tostadas o pasas le vienen genial, pero se me olvidaron ponerlas para la foto ("la jambre", que es mu mala jejeje). El remate final de la aspersión del aceite de hierbas hace que cada bocado sea un jolgorio de sabor.



 Y admite otros pescados, incluso los azules. Con boquerones o sardinillas, por ejemplo, abrirlos, chorreón de aceite, unos minutos de horno ¡Et voilá! ¡Incluso unas sardinas de lata si estás bajo la "ley del mínimo esfuerzo" o en modo "no llego, no llego, no llego"!
Probadla y veréis cómo la repetís.


Ingredientes (4p):

  • 1 cola de rape congelada (si es fresca mejor, pero las congeladas dan mucho apaño).
  • 6-8 alcachofas.
  • 3 zanahorias
  • 1 manojo de cebolletas tiernas.
  • 1 limón 
  • 1 manojito de hierbas aromáticas frescas o secas (perejil, tomillo, orégano)
  • aceite de oliva, sal y pimienta.

Elaboración:

  1. Pelar las alcachofas, quitándoles los tallos y las hojas más duras de fuera. Cocer enteras en agua hirviendo con una rama de perejil y sal durante 8-10 mts. Escurrir, templar y cortar en cuartos. Reservar.
  2. Raspar las zanahorias y cortar en rodajas finas. Lavar las cebolletas y cortar también en aros. 
  3. Saltear ambas en una sartén con aceite hasta que queden blanditas, pero crujientes (mejor en un wok). Añadir las alcachofas y rehogar un par de minutos para que cojan sabor.
  4. Limpiar la cola de rape de la telilla que la recubre, cortar en rodajas no muy gruesas.
  5. Cuando le falten pocos minutos a las verduras para terminar,  marcar las rodajas de  rape en otra sartén con un poco de aceite hasta que estén hechas. (Yo jamás le echo sal ni pimienta a los pescados, salvo a la merluza, que es más sosona. Me parece una contradicción, ya que ellos traen su propia sal en su carne, y la mejor, el yodo. Añadir más es abusar)
  6. Hacer un aliño con las hierbas picadas, aceite, zumo de limón, sal y pimienta. Emulsionar bien.
  7. Poner en una ensaladera las verduras, agregar las rodajas de rape y rociar con el aliño. Servir enseguida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly