martes, 26 de agosto de 2014

Gazpacho de sandía

¡Hola a todos!
Aunque volví de las vacaciones a primeros de Agosto, el ajuste a la medio rutina y  el calor no me han ayudado mucho ni a meterme en cocina ni, por ello, a publicar nuevas entradas. Pero no me he olvidado de vosotros y sííí, algunas cosillas he perpetrado, sobre todo en la playa, que verán la luz pronto.

Hoy, como nos auguran más de 37º, algo súuuper fresquito y que sienta divinamente, que estas calores no invitan a comer nada que no sea en estado líquido y a -1º C , verbigracia, gazpacho, el rey del verano.
¿Pero qué es de un rey sin su reina? Rico, pero previsible. Así que le hemos puesto un poco de color y sabor con la otra estrella de la temporada, la sandía. Le hemos mantenido la "corte" de verduritas de acompañamiento y a inyectarlo en vena, que esto refresca hasta las malas ideas.


A mi me gusta ponerle más sandía que tomate en este caso, y sin pan, porque quiero algo muy ligero, casi un zumo con tropezones. Tampoco es necesaria el agua, porque la sandía la lleva toda. Las cantidades son aproximadas, cada uno que lo adapte a sus gustos, así como el acompañamiento.



Ingredientes (4 p):

  • 2 tomates bien rojos y maduros
  • 500 gr de sandía, sin corteza, ni  pepitas, cortada en dados (no se tarda casi nada en quitarle las pepitas).
  • Cebolleta fresca (también vale cebolla, pero poner menos que es más fuerte)
  • 1 pimiento verde cortado en dados
  • 1 pepino pelado y cortado en daditos.
  • 1/2 pimiento rojo en dados
  • 1 penca de apio picadita.
  • aceite de oliva, limón (en este caso, para mi gusto, le va mejor que el vinagre, pero si te choca, vinagre suave) y sal. ¿Cantidades? A vuestra elección, depende de cómo os guste el gazpacho o tengáis costumbre en casa. Como orientación, yo le pongo 2 o 3 cucharadas soperas de aceite y 1 1/2 de vinagre (cálculo a ojo, aviso ;)
  • En este caso tampoco le pongo el ajo (y ya es raro en mi, que soy ajera) porque mata un poco a la sandía.
  • hojitas de yerbabuena o albahaca para aromatizar al final.

Elaboración (complicadíisima): 

  1. Pelar los tomates (con cuchillo afilado o escaldándolos 30 segundos en un cazo con agua hirviendo y refrescándolos en agua con hielo). Cortarlos groseramente, quitar las pepitas y ponerlos en el vaso de la batidora.
  2. Añadir los trozos  de sandía, el aceite, vinagre y sal y batir hasta que quede todo integrado. Enfriar en la nevera unas 3 horas antes de tomar.
  3. Lavar y picar las verduritas como para pipirrana.
  4. Si prefieres añadir las verduritas al batido en lugar de servirlas aparte, también queda estupendo.
  5. Este gazpacho tiende a separar rápido la pulpa del agua mientras se enfría. No hay problema, es normal y no afecta al sabor. Dar un buen "meneo" antes de servir.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly