domingo, 1 de septiembre de 2013

Bizcocho crujiente de ciruelas

Frutas, frutas, frutas. Es lo que más apetece en verano. Para un refresco sano que alivie el calor o para no cargar el estómago con digestiones pesadas que se prolongan in aeternum si le metemos guisos calientes (sí, sí, los hay que no pueden vivir sin su puchero aunque sea Agosto).
Las pobres frutas también padecen los rigores de la canícula. Aguantan menos tiempo y se ponen tontonas antes. En lugar de tirarlas, que es un contradiós, se pueden aprovechar de otras maneras igualmente deliciosas, como confituras o pasteles.

Este que traigo hoy al blog lo hice aprovechando unas ciruelas que me traje de La Antilla y que allí llaman "bolluelas" (creo que es la ortografía adecuada, porque la frutera no descendió a esas menudencias mientras despachaba una cola considerable y porque no he encontrado en internet ninguna referencia a ellas, ni con "ll" ni con "y". Así que discúlpenme si cometo atentados contra el idioma, que no contra el paladar).
Son una variedad de Lepe de tamaño pequeño,piel morada, dulce carne verde y hueso grande. Riquísimas maduras.



Es bizcocho para muy, muy, muy golosos, porque lleva cantidades considerables de azúcar y lo que le aporta el crujiente son terrones de azúcar, así, en vivo (prometo que no llevo comisión con ningún dentista). La ciruela y el baño de sirope naranja-limón le dan una jugosidad y un sabor extraordinarios, además de permitir que se mantenga húmedo más tiempo, si es que dura.




Ingredientes:

  • 2 huevos más 1 yema
  • 150 gr de margarina vegetal a temperatura ambiente, blandita
  • 150 gr de azúcar glas
  • 150 gr de harina Mix C de Shär
  • 1/2 sobre de levadura sin gluten
  • ralladura y zumo de 1 naranja
  • 200 gr de ciruelas peladas y deshuesadas (la mitad picada y la otra mitad en trozos).
Cobertura:
  • 1 cucharada y media de zumo de limón
  • 200 gr de azúcar glas
  • 25 gr de azucarillos desmenuzados

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 160º C. Engrasar y forrar un molde de cake de 1L de capacidad.
  2. Batir ligeramente los huevos y la yema con una pizca de sal.
  3. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que quede cremosa. Añadir los huevos poco a poco y seguir batiendo.
  4. Agregar la harina tamizada con la levadura y la ralladura de naranja y 2 cucharadas de zumo. Mezclar hasta que se integren los ingredientes y añadir las ciruelas picadas sin remover mucho.
  5. Verter en el molde y repartir por encima las ciruelas en trozos (a mi se me fueron al fondo porque estaban muy blanditas. Si lo hacéis con ciruelas rojas más firmes, aguantan en superficie).
  6. Hornear unos 50 mts, aunque yo tuve que dejarlo 1h y 10mts, porque mi horno están un poco anciano.
  7. Dejar enfriar 10 mts en el molde y luego pasar a una rejilla.
  8. Mezclar el zumo de naranja restante con el de limón y el azúcar y verter sobre el bizcocho ( sobre el que hemos espolvoreado los terroncillos de azúcar desmenuzados) mientras se enfría (poner un plato debajo para recoger lo que caiga del sirope y volverlo a echar sobre el bizcocho).
  9. Dejar enfriar por completo.
*La receta es una adaptación sin gluten y sin lactosa de una de BBC Good Food. Los que no tengan problemas de intolerancias la pueden hacer con las mismas cantidades de harina de trigo y mantequilla sin problemas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly