Garbanzos con majao de trigueros

Parece que sí, que ya va entrar la primavera. Jamás pensé que diría esto, a mí que me gustan los fríos, pero qué gusto de solete. Hay que aprovechar para salir de las conchas invernales y disfrutar del aire libre y de las verduras y frutas de primavera, que son una gozada, como los espárragos trigueros.

Me consta que no a todo el mundo le gustan por su amargor, como las tagarninas, pero a mí me encanta el amargo, y además, en guisote se aprecia menos. ¿Que no os decidís? Pues con espárragos verdes normales que también quedan bien. Eso sí, el plato pierde el toque campero.

Es un guiso súper sencillo, rancho de pobre, pero espectacular de rico gracias al majao de pan, ajos y ñoras, que levanta a un muerto.
 ¡Velocidad turbo a la cuchara!



Y aquí, primer plano del majao con el sofrito. De escándalo.


Ingredientes (4 raciones):

  • 300 gr de garbanzos
  • 2 manojos de trigueros
  • 2 tomates maduros.
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla grande
  • 4 dientes de ajos
  • 2 ñoras o pimientos choriceros
  • 1 rebanada de pan sin gluten
  • comino molido, laurel, aceite


Elaboración:

  1. Echar los garbanzos en remojo la noche anterior.
  2. Ponerlos en la olla junto con el laurel y agua (siempre caliente, para que no se encallen) que los cubra. Tiempo de cocción, depende de la olla que tengáis. Yo, en superápida de WMF, 10 minutos 2 aros, para que salgan bien tiernos. 
  3. En una sartén, freir la rebanada de pan con las ñoras (quitarles los rabitos y pepitas) y 2 ajos enteros pelados.
  4. Una vez fritos, pasarlos a un mortero (también vale la batidora, pero me gusta desahogarme con el almirez;) y majar con una pizca de sal y cominos al gusto (yo le pongo una cucharada generosa, porque me encanta el sabor que le da a los guisos).
  5. En el mismo aceite hacer un sofrito con los 2 ajos restantes laminados, la cebolla y el pimiento picados. Cuando empiecen a pocharse, añadir el tomate rallado y dejar rehogando.
  6. Mientras, limpiar los espárragos trigueros. Truco para saber qué parte es la aprovechable: doblar el espárrago y allí por donde se parte solo, eso es lo comestible. Desechar el resto del tallo porque está durísimo. Cocer en agua con sal enteros, de pie en una olla durante 10-12 minutos, depende si son muy recios, pero tened en cuenta que son más tiesos que el espárrago verde normal. También los podéis cocer troceados y acabáis antes. 
  7. Escurrir, trocear y añadir al sofrito. Rehogar unos minutos y agregar el majado.
  8. Incorporar  los garbanzos al sofrito con un cucharón de su caldo, rectificar de sal, y dejar cocer unos 10 mts, para que se mezclen bien los sabores. Si quedan muy secos, añadir un poco más de caldo.

Printfriendly