lunes, 30 de enero de 2017

Pollo al horno con cítricos y aceitunas

Naranjas, limones, aceitunas... ¡Mediterráneo puro en esta receta!


Una combinación perfecta y equilibrada para el socorrido pollo. No podía imaginarme lo ricos que están los limones al horno (a quien le guste el ácido como a mi, va a disfrutar).
Yo lo he hecho al horno, siguiendo la receta original, porque me encanta el toque crujiente que le da esta cocción, pero también se puede hacer en olla tradicional. Lo único que varía es el tiempo. A vuestro gusto, al igual que las ciruelas pasas. Lo suyo eran los dátiles, pero como no nos gustan en casa, los hemos sustituido. También las podéis quitar, aunque pierde gracia la mezcla del salado de la aceituna con el dulce de la ciruela.
No me digáis que no está para hincarle el diente.




Ingredientes (4p):

  •  4 muslos y sus contras o un pollo entero troceado.
  • 1 limón cortado en cuartos con piel.
  • 1 naranja cortada en cuartos con piel.
  • 1/2 vaso de zumo de naranja.
  • 1/2 vaso de vino blanco.
  • 12 ciruelas pasas (u otro fruta que os guste).
  • 12 aceitunas verdes sin hueso.
  • 3 ramas de tomillo fresco o seco.
  • aceite de oliva, pimienta y sal.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo (yo también le puse el ventilador para que se hiciera antes).
  2. Salpimentar las piezas de pollo, ponerlas en una fuente y rociar con un chorrito de aceite.
  3. Exprimir ligeramente los cuartos de limón y naranja sobre el pollo y echar los cascos de la fruta a la fuente. Añadir el vino, el zumo de naranja y el tomillo. Meter la fuente en el horno y asar durante 25 mts.
  4. Sacar la bandeja del horno, darle la vuelta da las piezas de pollo y agregar entonces las aceitunas y ciruelas pasas. Cocer 15 mts más. Comprobar si el pollo está tierno y servir bien caliente. 
  5. Si se quiere una salsa más espesa, retirar el pollo y frutas y reducir la salsa unos minutos en una cazo a fuego fuerte (yo no lo hice, me gustó como quedó).
Fuente: Adaptación de receta de Martha Stewart.

jueves, 26 de enero de 2017

Alubias con cogote de merluza y langostinos

¡¡Que vivan los fríos polares!!
La excusa perfecta para hacer guisotes tan riquísimos como éste. Bueno, y una pedazo de merluza que me agencié el otro día en el mercado que era para ponerle un monumento.
Compartí su custodia con otro cliente, pues era bicho grande y fiero, que prefirió la mitad de la cola, porque "la cabeza le daba asco y lo de alrededor no tenía carne". Lo que es no haber salido en su vida de la "presita pescao" (como dicen en mi tierra) frita. Yo, encantada de encontrarme con garrulo semejante porque me llevé la mejor parte del botín.
Mientras me la limpiaba el pescadero dudada entre dejar cogote e ijada para hacerlos bien frititos o rebozados. Pero cuando llegué a casa y andaban marchando ya la cabeza y espinas en  un caldo de campeonato, se me ocurrió hacerlos con alubias, pensando en que la gelatinilla que tienen estas piezas me sacarían un guiso más mantecoso.
 Y así ha sido. ¡Pero qué cosa más rica, suave, fina! Para cantarle 2 saetas con quiebro a martinete y todo.
Lo confieso. Dos platos se fueron  a hacerle compañía al turrón navideño en las caderas.


Ingredientes (4p):

  • 300 gr de alubias 
  • cogote e ijadas de una merluza grande (o cualquier otra parte del pescado que os apetezca).
  • 200 gr de langostinos congelados.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 bote pequeño de tomates pelados (o 2 tomates maduros).
  • 1 rama de apio.
  • caldo de pescado (fundamental).
  • 1/2 vaso de vino blanco.
  • 1 hoja de laurel, tomillo, perejil fresco,aceite, sal, pimienta.

Elaboración:

  1. Dejar en remojo las alubias la noche anterior. Cocer en el caldo de pescado y la hoja de laurel (es fundamental que sea de pescado para obtener el sabor a mar que da esta receta. Puede ser de tetrabrik), el suficiente para que las cubra,  durante 1 hora y cuarto, a fuego muy suave, si lo haces en olla tradicional. Yo las hago en olla superrápida y le pongo 12 minutos, 2 anillos. Salar una vez terminada la cocción.
  2. Hacer un sofrito: picar la cebolla, el ajo y el apio menudos y sofreirlos en un poco de aceite, hasta que estén blandos. Añadir entonces el vino, dejar evaporar el alcohol, y echar el tomate con el tomillo. Salpimentar (cuidado, que ya las alubias llevan su sal) y dejar reducir unos 15 minutos.
  3. Mientras, limpiar las piezas de pescado de piel y posibles espinas (raro que tengan estas) y pelar los langostinos.
  4. Agregar el sofrito y el pescado a la olla de las alubias. Darle un hervor para que se haga el pescado (5 minutos) y se mezclen los sabores. 
  5. Saltear los langostinos en un poquito de aceite, añadirlos al guiso y espolvorear con el perejil. Servir rápidamente y bien caliente. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly