martes, 14 de marzo de 2017

Calamares con guisantes frescos y su majao

La primavera está a la vuelta de la esquina, y con ella vienen los guisantes frescos. Sí, sí, existen frescos, no nacen en la bolsa de congelados.

Nada en contra de este socorrido método para conservarlos, pero merece la pena aprovecharlos en su estado natural de vez en cuando, aunque salga un poquito más caro. El sabor y el aroma a verde que desprenden y su textura más suave no tienen nada que ver con el congelado ¡Si no se arrugan, quedan redonditos y lustrosos!

Ello no quiere decir que esta recetilla no pueda hacerse con los congelados, que también queda muy rica.
Es barata, rápida, muy fácil, súper sabrosa y sanísima.
Mirad el verde de la foto. ¿A que ya os he convencido?





Ingredientes (4p):

  • 3/4 kg de calamares.
  • 1/2 kg de guisantes bien frescos.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajos.
  • 1/2 vaso de vino blanco.
  • 1 c. sopera de piñones.
  • 1 c.   "        de almendras tostadas.
  • 3 hebras de azafrán (o 1/2 cucharadita en polvo).
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce.
  • unas ramitas de hierbabuena. 
  • aceite oliva, sal y pimienta.

Elaboración:

  1. Majar en un almirez los piñones, las almendras, los dientes de ajo y el azafrán. Reservar.
  2. Limpiar los calamares, quitarles las tripas y cortarlos en anillas.
  3. Picar la cebolla en juliana  y saltear en una sartén con un poco de aceite. Cuando esté pochada, añadir los calamares y el pimentón. Rehogar unos segundos y añadir el vino. Dejar que evapore el alcohol y agregar 1/2 vaso de agua o caldo de verduras o pescado y unas hojas de hierbabuena. Salpimentar, tapar y dejar cocer a fuego bajo 1/2 hora.
  4. Sacar los guisantes de sus vainas y reservar.
  5. Cuando queden unos 10 mts de cocción a los calamares, añadir los guisantes y el majado y dejar cocer a fuego suave durante unos 10 mts (los guisantes frescos son mucho más tiernos que los congelados y se hacen antes. Este tiempo es para que queden al dente y no se arrugue la pielecilla, pero si te gustan más blanditos, déjalos más tiempo).
  6. Servir caliente con hojitas de yerbabuena.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Bizcocho casero de manzanas, naranjas y almendras

Lo que yo llamo bizcocho de reaprovechamiento. Vamos, lo que se ha hecho de toda la vida de Dios en las casas: echar mano de lo que hay y hornear gloria bendita.
Una ve preciosidades por internet, bizcochos de escaparate con algunos ingredientes que al mirar el precio te ponen más a dieta que la famosa operación bikini. Estarán de lujo, pero como los bizcochos caseros, de recetas de cuaderno de hule cerrado con gomilla como éste, ninguno.

Naranjas, que las hay en todos los hogares; un par de manzanas que se empiezan a poner tontonas; paquete de almendras crudas aburrido en la despensa desde que se hizo otro pastel en la Guerra de Cuba y aceite. Nada del otro mundo pero se consigue un espectáculo.
Además tiene la gran ventaja para los intolerantes a la lactosa de elaborarse como antaño, con aceite de oliva, mucho más sano que la mantequilla.
No hace falta que os diga más. ¡Mirad qué pintaza! Todo lo que tiene de bonito lo tiene de rico.



Ingredientes:

  • 100 gr. harina sin gluten (yo le he puesto harina de maíz amarilla, que le da un color dorado precioso. Si lo haces con harina de trigo, la misma cantidad).
  • 100 gr de almendras molidas.
  • 200 gr de azúcar (yo le he puesto 150 gr, mucho menos empalagoso y no se resiente la masa para nada. La próxima vez le pongo 100 gr).
  • 2 huevos L.
  • 2 manzanas medianas no harinosas (que pesen entre las dos unos 350 gr. aproximadamente).
  • 150 gr. de aceite de oliva suave (ya sabéis, si no os gusta, de girasol o mantequilla la misma cantidad).
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo sin gluten.
  • la ralladura y el zumo de una naranja.

Elaboración:

  1. Pelar y cortar las manzanas en dados. Ponerlas en un cuenco y bañarlas con la mitad del zumo de naranja, la ralladura y una cucharada generosa de azúcar. Dejar macerar 1/2 hora, dándole la vuelta de vez en cuando.
  2. Precalentar horno a 180º . Untar con una gotita de aceite un molde redondo de 20 cm de diámetro y forrar la base con papel de horno.
  3. Poner en un bol los huevos con el azúcar y batirlos con varillas eléctricas hasta que blanqueen (yo los pongo a velocidad máxima 8-10 minutos, para que cojan bastante aire). Bajar la velocidad y añadir en hilo el aceite, sin dejar de batir, como si fuera una mayonesa. 
  4. Añadir al bol la harina tamizada con la levadura, las almendras molidas y la mitad del zumo de naranja. Mezclar suavemente con una cuchara hasta que estén incorporados.
  5. Verter esta mezcla en el molde y repartir por encima los trocitos de manzana con los jugos. Meter en el horno y cocer 50 mts-1 hora, dependiendo del horno. Si lo haces en molde más grande (también admite uno de 23 cm) en 40-5 mts. estará listo.
  6. Pinchad con un palillo para ver si está listo. Sacar y dejar en el molde 10 minutos. Desmoldar en una rejilla y dejar enfriar. Una vez frío, rallar por encima media naranja justo antes de servir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly