jueves, 16 de febrero de 2017

Ensalada de bacalao y naranjas al azafrán

Quién piense que el color del invierno es el negro o el gris, o bien tiene vocación de triste (que los hay a montones) o milita en el gótico tribal siniestro.
¡¡El color del invierno es el naranja, hombre!!
A las pruebas me remito con una de mis ensaladas favoritas y clásica en Andalucía, a la que yo le añado el toque de azafrán porque me encanta su combinación con la naranja.

Claro que lleva dos de mis ingredientes "fetiche": las naranjas y el bacalao. Pero está espectacular de gustosa y no tiene ningún trabajo. Un mínimo esfuerzo si os pasa como a nosotros, que el bacalao desalado tal cual, que es como se debe hacer, os parece un poquillo estopa. En ese caso, haced como yo: un hervor de un par de minutos y pierde la tiesura.
No os podéis perder esta ricura, sana, ligera, y complicación nivel "marido con santa desconectada en SPA relajante ante cena sorpresa"




Ingredientes:

  • 200 gr de migas de bacalao salado.
  • 3 naranjas grandes.
  • 1 cebolleta (o cebolla).
  • 1 lata de aceitunas.
  • aceite de oliva virgen extra (el mejor que tengáis en casa. De su calidad dependerá mucho el éxito de esta ensalada).
  • vinagre o zumo de limón, sal (con precaución. Probad antes siempre el bacalao) y unas hebras de azafrán.

Elaboración:

  1. Dejar las migas en remojo 12 horas. No hace falta más porque la gracia de esta ensalada es que el bacalao quede sabrosete y sea el que le sabor al plato. Hervirlas en un poco de agua durante 2 o 3 minutos si no os gusta en crudo. Si no tenéis problema, poned el bacalao tal cual en ensalada. 
  2. Haced el aliño: poner en un tarro de cristal el aceite, vinagre, sal y hebras de azafrán. Tapar y agitar durante unos minutos para emulsionar. Reservar.
  3. Pelar al vivo las naranjas y cortarlas en rodajas o en gajos. 
  4. Picar la cebolleta en aros y las aceitunas.
  5. Montar la ensalada: Poned todos los ingredientes en una fuente y rociar con el aliño de aceite y azafrán. Servir a temperatura ambiente o fresca (pero no recién sacada de nevera que no se notan los sabores).

jueves, 9 de febrero de 2017

Turbantes de lenguado y jamón con puerros caramelizados

Si os dijera el coste de esta vistosa y rica receta, de nombre largo y encopetado como los de los restaurantes no os lo creeríais.
Pero si echáis un vistazo a los ingredientes, Tomases de poca fe, podréis ver que esto, no sólo lo hace un niño de guardería en menos que ladra un perro con un petardo, sino que está al alcance de todos los bolsillos, además de ser saníísimo.
¡A disfrutar!



Ingredientes (4p):

  • 8 Filetes de lenguado o gallo congelados (generalmente son de gallo, pero te los venden como lenguado. Si fueran tal, estarían a precio de caviar. O son lenguados de las Molucas, vaya usted a saber. Pero están muy ricos y solucionan la comida). También se puede hacer con filetes de merluza. Panga no, por favor!!
  • 16 Lonchas de jamón serrano (yo he puesto del que viene precortado y envasado en el súper. No hace falta que sea Jabugo).
  • 3 Puerros 
  • Mermelada de cebolla. Esto es opcional, pero le da un gusto exquisito. Yo uso la de Hacendado, pero también los puedes caramelizar con una cucharada de azúcar.
  • 1/2 Vaso de vino blanco.
  • 1 cucharada sopera de vinagre.
  • Aceite de oliva, sal, perejil fresco picado.

Elaboración:

  1. Descongelar el pescado en la nevera la noche anterior (parece una obviedad, pero no será la primera vez que se nos olvide jeje).
  2. Lavar los puerros, quitarles la parte verde y cortarlos en aros. Rehogarlos en una sartén con un poco de aceite hasta que estén blanditos. Añadir entonces 4 cucharadas soperas de mermelada de cebolla, sal y el vinagre. Dejar que se mezclen. Agregar el vino y dejar reducir el alcohol.
  3. Cada paquetito de filetes trae los dos lomos del lenguado. Separarlos y extenderlos. 
  4. Cortar a lo largo las lonchas de jamón para que se ajusten al ancho (más o menos) del filete. Ponerlas sobre los lenguados y enrollarlos. No le pongo sal al pescado porque el jamón ya lleva la suya. Si ves que se te abren los rollitos, ciérralos con palillos de dientes. 
  5. Poner los turbantes en la sartén, tapar y cocer 5-6 minutos (si véis que se quedan un algo secos, añadirles un poco de caldo o agua).
  6. Servir rápidamente espolvoreados con perejil fresco picado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly