miércoles, 7 de octubre de 2015

Choco a la plancha con calabacín y vinagreta de almendras

Aunque se supone que este plato es más de veranito yo lo hago todo el año porque me encanta. Está riquísimo, es ligero, barato, sano. Lo tiene todo.
Podéis cambiar las verduras, usar calamares en lugar de chocos, cambiar las hierbas del aliño al gusto...Versatilidad a tope.


Como veis en la foto, más que un choco (sepia) es lo que llamamos en Andalucía una castañuela, un choquito más pequeño y redondeado, ideal para plancha porque se hace antes y queda más tierno.
Si usáis calamares, si son pequeños, no hace falta hacerles los cortes, pero si son de los grandes, hacédselos porque así no se encogerán y no quedaran tiesos.

Ingredientes:

  • 1/2 kg de chocos medianos
  • 1 calabacín grande o 2 medianos verdes
  • 2 tomates
  • 50 gr de almendras tostadas
  • Aceite de oliva, limón, pimienta y sal.
  • 1 manojo de perejil fresco.

Elaboración:

  1. Preparar una vinagreta con 3 cucharadas de aceite, 2 de zumo de limón, pimienta y sal. Batir hasta emulsionar. Reservar.
  2. Limpiar los chocos intentando mantener las patitas pegadas al cuerpo. Hacerles unos cortes en el lomo en forma de rombos para que se hagan bien en la plancha. Si el choco es muy grande, cortarlo en tiras anchas e igualmente hacerles los rombos.
  3. Cortar el calabacín en láminas finas y escaldarlo en agua hirviendo con sal 30 segundos o 1 mt, depende de como lo quieras de blandito. A mi me gusta al dente. Escurrir y reservar.
  4. Quitar la piel y las pepitas a los tomates (opcional, depende de ganas) y cortarlos en dados pequeños.
  5. Picar el perejil (cantidad al gusto).
  6. Picar o moler las almendras y añadirlas a la vinagreta junto al tomate y el perejil. Remover.
  7. Calentar la sartén o una plancha al tope de temperatura, echar unas gotitas de aceite y hacer los chocos 1 mt. por cada lado. Esto es fundamental. Como los dejéis más tiempo se ponen duros como suela de zapato.
  8. Poner los calabacines en fondo del plato, el tomatito, y encima el choco. Aliñar con la vinagreta y servir de inmediato.

lunes, 5 de octubre de 2015

Pan de ciruelas pasas a la naranja sin gluten

Este es uno de mis panes favoritos, entre otras cosas porque es el compañero ideal de la bebida habitual de mis desayunos, un fresco té verde. Y también combina a la perfección con el cafelito de la tarde en plan británico untado con mantequilla, aunque yo no soy de untes.
Me encanta el dulzor de las ciruelas pasas y el sabor a naranja. Si le añadimos el crujiente de las semillas de amapola, es una verbena cada bocado.
Recién hecho espectacular, pero congela muy bien rebanado. Sólo hay que poner la rebanada sin descongelar en el tostador y a disfrutar. 


Las cantidades de harina y líquido son para un pan sin gluten. Para hacerlo con harina de trigo u otra con gluten habría que reducir líquidos y prolongar amasados. Pero como no suelo hacerlos, no me atrevo a ofrecer adaptación. Pero doy idea de combinación de ingredientes que es muy rica.
Esta vez lo he hecho en horno, pero también queda genial en panificadora sin cambiar cantidades. 

Ingredientes:

  • 350 g de harina sin gluten, yo, Proceli.
  • la ralladura de 1 naranja.
  • El zumo de 2 naranjas y lo que reste de agua hasta llegar a 400 ml.
  • 1 sobre de levadura en polvo para pan sin gluten.
  • 2 cucharadas de xantana (yo la pongo en sustitución del huevo, porque no me gusta en panes. Si prefieres usar el huevo, reduce la cantidad de líquido a 350 ml).
  • 30 gr de aceite o margarina vegetal ablandada.
  • 2 c. soperas de azúcar moreno.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 150 gr de ciruelas pasas sin hueso troceadas.
  • 2 c. soperas de semillas de amapola.

Elaboración:

  1. Mezclar el zumo y el agua (si es necesaria) con el aceite.
  2. Tostar las semillas de amapola en una sartén sin grasa, un par de minutos, hasta que crujan.
  3. Mezclar en un bol la harina con la xantana, la ralladura de naranja, la sal, las semillas de amapola, el azúcar y la levadura. Hacer un hueco en el centro y agregar los líquidos. Amasar con los ganchos de amasar de la batidora durante unos 5 minutos a velocidad baja (las harinas sin gluten no necesitan amasados prolongados porque no tienen que liberar gluten, precisamente). Añadir las ciruelas pasas e integrarlas con suavidad en la masa. También puedes hacerlo en la panificadora en el programa masa que incluye levado.
  4. Untar con un poco de aceite un molde de cake y verter la masa (como es un pan rápido no hay lugar de darle forma). Dejar que leve hasta que haya doblado su volumen, en un lugar cálido y sin corrientes. Yo lo pongo dentro del microondas precalentado durante 5 mts. El tiempo de levado dependerá de la temperatura de tu cocina. A mi me tardó 1 h y cuarto más o menos, pero es que Sevilla es muy cálida. Calcula 1 h y media -2 h.
  5. Precalentar el horno a 200º con un bol de agua en la base. Pincelar,si se quiere, la superficie del pan con un poco de leche (yo de arroz) y cocer unos 30-40 mts aprox. a 200º, calor de abajo.
*También se puede hacer en panificadora, en el programa sin gluten.
*Fuente: adaptado de "200 recetas de pan de Joanna Farrow"
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly