miércoles, 12 de febrero de 2014

Magdalenas de naranja y almendras

Naranjas, naranjas, naranjas. A todas horas las comería. Se las pongo a todo.
¿Que a buenas horas vengo con las naranjas? Exacto, en buena hora "ceñí naranja" como Mío Cid.
¿Que las naranjas llevan en el mercado más meses que el medio limón en tu nevera? Sí, pero incomestibles.
Las "guachis", cuando están buenas, es a partir de Enero. Dulces, jugosas, con ese zumo que te resbala por la mano cuando las abres y ese puntito de acidez...(no puedo hablar porque tengo la boca llena). Antes están ácidas, sequeronas, cogidas más verdes que el campo del Betis.

Si a este placer le añadimos temporada de lluvias, días desapacibles, ganas de quedarse en casa, de palizas lectoras y cafeteras humeantes, la conclusión lógica es encendido de horno y bandejas de magdalenas de naranja en marcha. He tomado la receta del estupendo y casero blog de Las recetas de mamá
¿Por qué pongo tantas magdalenas en el blog? Porque en casa gustan los postres de mojar, migar y empapar. Además, no hace falta leerse el peñazo de Proust para saber que la mejor amiga del café lector es una magdalena.
Dicho esto, os pongo recetita de las que me acompañan hoy en mi divertido y ameno viaje al Perú de "El héroe discreto" de Vargas Llosa, tan recomendable como estos suspiritos almendrados.

Loro, ¿y no dices hoy cómo están? Mirad las fotos, a ver si os inspiran.

Más cerquita, para que pegues un pellizco ;)

Ingredientes:

  • 3 huevos (la receta original ponía 4, pero los míos eran L, así que quité uno. Aún así, salieron más magdalenas).
  • 250 gr. de azúcar.
  • 350 gr. harina sin gluten Mix Dolci de Schär.
  • 250 gr. aceite de oliva suave (el matrimonio perfecto para los cítricos. Si no os gusta, de girasol, pero pierde bastante el sabor).
  • 125 ml de leche de arroz.
  • 1 sobre de levadura.
  • el zumo y la ralladura de 1 naranja hermosa.
  • 3 cucharadas soperas de mermelada de naranja sevillana.
  • 150 gr de almendras picadas.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  2. Batir las yemas con el azúcar hasta que queden esponjosas. Añadir el zumo de naranja, la ralladura y la leche. Mezclar. Agregar el aceite y batir un poquito hasta que esté incorporado.
  3. Incorporar la harina tamizada con la levadura, mezclando sin batir. No importa que quede algún grumito. Desaparece en la cocción.
  4. Batir las claras a punto de nieve y cuando estén bien fuertes, añadir la mermelada y seguir batiendo un poco más, de forma que quede totalmente integrada.
  5. Incorporar las claras montadas a la masa de harina con movimientos envolventes, de abajo a arriba, con cuidado para que no se bajen.
  6. Rellenar los moldecitos, espolvorear con azúcar y las almendras. Cocer en el horno unos 30 mts. (salen bastantes, unas 30, así que hay que hacer en varias tandas).
  7. Sacarlas y dejar enfriar sobre una rejilla.

Notas:

  • Como salen bastantes, no dudéis en congelarlas. Una vez frías, meterlas en bolsas de plásticos y congelar. Cuando queráis tomarlas, basta con sacarlas el día antes y dejar a temperatura ambiente. Quedan no como recién hechas, pero casi. No se resienten nada del paso por el congelador.

 

Merluza al horno con muselina de ajo

Receta sorprendente, por sus ingredientes, tan cotidianos y accesibles, por su pasmosa facilidad y por los resultados increíbles en sabor y delicadeza.
Sí, sí, habéis leído bien, delicadeza. Yo también me asusté cuando vi nada menos que una cabeza de ajos entera para una mayonesa. Me sentí el Van Helsing de Drácula y los lomos de merluza, trasuntos de la pobre Lucy.
Pero nada de eso. Cuando el ajo se asa, pierde todo su fuerte sabor y la capacidad para repetirse, dejando sólo un exquisito aroma a verdura asada, ideal  para combinar tanto con carnes como pescado.
El detalle del montado de claras para la mayonesa hace que quede con una textura vaporosa, nada pesada, "fluffy" como dicen los ingleses, como si comieras una mousse.
Así que perded todo miedo, dejad vuestra naturaleza draculina en el sarcófago de Transilvania que este plato ni mata ni te deja aliento de arriero.

Aquí, recién sacada la fuente del horno. ¿Veis como queda "fluffy"?


Se deshace en la boca!!


Ingredientes (4p):

  • 4 lomos de merluza (valen los congelados).
  • 8 champiñones.
  • 1 cabeza de ajos.
  • 1 cucharadita de romero picado
  • 1 cucharadita de perejil picado.
  • 1 huevo.
  • aceite, limón, sal y pimienta.

Elaboración:

  1. Pelar la cabeza de ajos, quitándole la piel blanca pero con cuidado se mantenga entera, que no se venga ningún diente. Meterla en el horno a 200º y asar 1/2 hora. Sacar y reservar.
  2. Limpiar y laminar los champiñones y rebozarlos en el romero y el perejil.
  3. Limpiar los lomos de merluza de piel y posibles espinas.
  4. Untar una fuente de horno con un poco de aceite. Poner en el fondo los champis y encima los lomos de merluza. Rociar con un hilo de aceite y salpimentar. Asarlo 12 mts. a 200º.
  5. Hacer una mayonesa con las yemas y el aceite, añadiéndolo en hilo. Cuando se trabe la mayonesa, añadir la pulpa de los ajos asados y unas gotas de limón.
  6. Montar las claras a punto de nieve y añadirlas a la mayonesa con movimientos envolventes, cuidando que no se bajen. 
  7. Cubrir con esta mayonesa la merluza y gratinar en el horno 5 mts. o hasta que quede dorada la muselina. 
Fuente: Felipe Luzón.Me encantan sus recetas de pescado.

domingo, 9 de febrero de 2014

Alubias con bacalao y setas

Agua, agua y agua. No para de llover. Desde hace varios días venimos "disfrutando" de una cortina de agua continua que un zumbón viento de Levante agita a su antojo.
En el Norte estarán acostumbrados, pero en Sevilla, aunque la "lluvia sea una maravilla", cansa y aburre. 
No hace mucho frío pero el ambiente invita a cuchareo, así que cambiamos la paella solanera por unas riquísimas alubias con bacalao. 
A simple vista, un reconfortante plato casero más pero....hay truco, sencillísimo, banal,  pero que lo realza al nivel de "4 cucharas".
 ¡Y eso que la foto no hace justicia a este bellezón! ¿Quieres saberlo? Lee la receta.



 
Yo he utilizado migas de bacalao salado porque, en mi modestísima opinión, le vienen mejor a un guisote que  el fresco (bueno, dependiendo de dónde se quiera poner el acento). Y setas de cardo, porque estaban estupendas en el mercado, pero podéis poner las que más os gusten que todas van a dar buen resultado.

Ingredientes (2p):

  • 200 gr de alubias blancas.
  • 250 gr de migas de bacalao desaladas.
  • 2 ñoras.
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo.
  • 1/2 l. aprox. de fumet de pescado (yo he usado el de rape con verduras que tenía congelado).
  • 200 gr de setas de cardo.
  • aceite de oliva, pimentón dulce de La Vera, 1 ramita de romero, laurel, sal y pimienta.

Elaboración:

  1. Dejar en remojo las alubias  y las ñoras con 12 h de antelación.
  2. Desalar el bacalao en la nevera. Como son migas, les basta con 24 h, cambiando un par de veces el agua.
  3. Escurrir las alubias y cocerlas en el caldo de pescado con la hojita de laurel y el romero (salar al final de la cocción, que se encallan). En olla superrápida WMF, 2 anillos, 8 mts. De forma tradicional, entre 45-50 mts a fuego suave.
  4. Raspar la carne interior de las ñoras.
  5. Mientras, sofreír la 1/2 cebolla muy picada en un buen chorreón de aceite (generoso, que tiene que dar para el bacalao y las setas). Cuando estén casi pochadas, añadir el ajo picado y las setas en tiras. Rehogar a fuego medio hasta que suelten el agua (unos 5-6 mts).
  6. Agregar las migas de bacalao, el pimentón al gusto, la carne de la ñora, sal y pimienta (probar antes el bacalao para ajustar el punto de sal). Dejar cocinar 5 mts a fuego lento.
  7. Abrir la olla con cuidado, retirar el laurel y el romero, verter el sofrito sobre las alubias y cocinar destapado a fuego suave durante 15 mts más.
  8. Servir bien calentito, aunque como todos los guisos, mejor de un día para otro.
Fuente: las he tuneado un poco del blog del sabio Felipe Luzón

sábado, 1 de febrero de 2014

Cupcakes de almendras, cacao y café

Hoy es un día muy especial. Para mi, el Año Nuevo siempre empieza el día de mi cumpleaños, porque un año más es una oportunidad más para disfrutar de la vida, de los que quieres y los que te quieren, de descubrir cosas, lugares y gentes nuevas, de aprender y enamorarte de una afición, de compartir libros y películas, y sobre todo, de decir con satisfacción: "Tengo todo un año por delante" mirando la Torre inclinada de Pisa de los libros pendientes por leer jaja.
Por todo ello, quiero invitaros a una merienda, como cuando éramos pequeños, elaborada con todo mi cariño.
Espero que os gusten estos cupcakes. ¡Quién me lo iba a decir! ¡Yo, enemiga de esta plaga norteamericana y defensora de la "madeleine" francesa y el mojicón hispano! Pero he de reconocer que están muy, muy ricos. Claro, que por la intolerancia a la lactosa me libro de la parte empalagosa del topping, jeje. Pero el bizcocho, realmente esponjoso.
Gracias a todos por vuestro cariño, por compartir y disfrutar de mis recetas y por estar ahí.

Aquí recién sacadas del horno. Prometen, eh?



Para compartir

Placer individual
 


Y mi versión particular, sin la cobertura de mantequilla, pero igual de apetecible

 
Que se me enfría el té!!




Ingredientes 12 cupcakes:

  • 2 huevos.
  • 125 gr de margarina vegetal.
  • 125 ml de leche de arroz.
  • 270 gr de harina Mix Dolci de Schär.
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo.
  • 55 gr de almendra en polvo+65 gr de almendra picada.
  • 30 gr de cacao en polvo.
  • 3 cucharadas de Nescafé.
Cobertura:
  • 185 gr de azúcar glas
  • 125 gr de mantequilla (aquí sí que puse mantequilla, porque no lo iba a tomar y la margarina se sostiene regular).
  • 1 cucharadita de Nescafé.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 160º calor arriba y abajo (yo lo puse a 170º, porque mi horno está viejito y no tira como antes).
  2. Batir los huevos con el azúcar y la margarina troceada y ablandada previamente, hasta conseguir una mezcla ligera y espumosa. 
  3. Añadir la leche, la harina tamizada con la levadura. Agregar el resto de ingredientes y batir con unas varillas eléctricas durante 2 mts (no más que sale dura la masa si se bate demasiado) hasta que tenga apariencia de crema ligera.
  4. Rellenar con la masa 12 moldes de magdalenas no más de 3/4 partes, que suben mucho. Hornear durante 18-20 mts (tienen que quedar un pelín húmedas por dentro). Sacarlas y dejarlas enfriar sobre una rejilla para que se ventilen bien.
Cobertura:
  1. Mezclar todos los ingredientes hasta que tenga aspecto de crema homogénea. 
  2. Cubrir los cupcakes con la crema. Yo he usado un cuchillo de hoja plana porque quería darle un aspecto más artesanal, pero podéis meter la crema en manga pastelera y decorar con la boquilla que más os guste. En ese caso, añadirle un poco de queso crema para aligerar la masa, porque queda un poco espesa y le cuesta salir por boquilla.
  3. Se pueden adornar con fideos de colores, yo le puse almendritas y pasas. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly