Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Solomillo ibérico con puré de castañas

Imagen
Homenaje de Domingo, que más que "santificar las fiestas",  hay que darse un merecido premio por salir vivos y con una sonrisa de una semana de estrés "anaconda".
Y para ello no  hace falta pedir un préstamo al banco. Basta con acercarte al mercado y, cuando veas alguna pieza que te entre por los ojos, pensar en lo que vas a disfrutarla si, en lugar de cocinarla de "uniforme" la vistes de Domingo.

A las pruebas me remito con la receta de hoy. Noviembre, mes de matanzas y castañas. En la plaza, un solomillo ibérico que parecía recién sacado del animal. Ese tipo de carne que sabes que ni se va a encoger en la sartén ni va a soltar ese agua que recuece y la pone "suela de zapato". Me lo llevo sin pensar.
Siguiente parada: frutería. ¿Y quiénes están allí brillantes y con olor a dehesa? Pues las castañas (algunas con "okupas", proteínas extras para el plato ;).  
Ergo, plato exquisito aprovechando lo mejor del cerdo y combinándolo con uno d…

Bizcocho de manzanas a la canela

Imagen
Si los frutos secos son los reyes del Otoño, la reina sin discusión es la manzana. Aunque las disfrutamos todo el año en sus múltiples variedades, es ahora, en su estación natural, cuando están más ricas y jugosas. Confieso que me llevo un alegrón cuando voy al mercado en estas fechas y veo las primeras Reinetas o Verdes Doncellas. Me tengo que contener para no llevarme un saco a casa.
Me gustan de cualquier manera: en compota, asadas al horno, en ensalada, guisos, purés, tartas, bizcochos. Aunque como las disfruto más, a bocados con su piel :). De hecho, creo que las tengo como comodín en la cocina, más que las patatas.
Hoy os traigo una receta tan clásica como rica. ¿A quién no le gusta un bizcocho de manzanas? En el desayuno, o una lasquita con el café de la tarde o para acompañar ese cacao calentito que nos apetece tanto viendo una peli en las noches de invierno y #mantita.
Este queda súper jugoso, a pesar del aspecto de miga cerrada que parece en la foto, gracias a la cantidad…

Guiso de alubias con gambas y algas

Imagen
¡Por fin vinieron los fríos!¡Qué ganas tenía de hacer y comer algo de cuchareo! Ya sé que hay gente que aunque estemos a 40º y le caigan chorreones necesita algo caliente en el estómago. No es mi caso. Hasta que no esté con el "refajo" puesto y tiritando, no soy capaz de tomarme un guiso. Y como este año nos ha durado el verano hasta Noviembre, ha tardado en asomar el cucharón al blog del Loro.

Pero este finde apetecía ¡y de qué manera! Así que me decanté por unas alubias con sabores marineros. Me vuelven loca con almejas o mejillones, pero como no puedo tomarlos porque me disparan las histaminas, le doy el toque a mar con algas y gambas.



Para los reacios a las verduras del mar, aquellos que piensan que van a comerse esos líquenes putrefactos que se secan en nuestras arenas o que se enredan en nuestras piernas mientras nos bañamos en el mar, decirles que nada más lejos de esa concepción. Las algas son un producto delicado y exquisito, con unos matices salinos únicos, ademá…

Rape con boletus

Imagen
Otoño, mi estación favorita. Entre otras muchas cosas porque empieza la temporada de setas, que me apasionan de cualquier manera y de cualquier tipo. Y son taaan versátiles, casan bien con todo lo que le pongas al lado, que es inconcebible no aprovecharlas. Diría que sin abusar, pero mentiría, abuso todo lo que puedo de ellas en la cocina, donde me gustaría que ese aroma a tierra mojada no se fuera nunca. Para mi desgracia, vivo en una ciudad con alrededores poco seteros. Sevilla es una planicie de secano, a pesar de su humedad, que sólo cría musgo de alberca, por lo que, salvo escapada a la Sierra de Aracena y sus maravillosos gurumelos, las setas que tenemos en el mercado son de cultivo.

Hoy había unos boletus (de cultivo, obvio) rezumantes de frescura y, aunque carecen del aroma de los silvestres, no los desmerecían. Acompañamiento perfecto para unas colitas de rape que también decían "llévame". Almuerzo solucionado y de nivel.


La receta es de lo más simple, pero cuando …

Printfriendly